No hay soluciones mágicas

Marcelo Hertzriken Velasco
Abogado penalista

El Código Penal prevé penas de 2 a 5 años e inhabilitación para manejar (5 a 10 años) para quienes maten por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria, lo que se denomina homicidio culposo. También ciertas conductas nos han permitido calificarlas como homicidio simple. Como juez, hace 20 años dicté la prisión preventiva de un conductor que alcoholizado atropelló y mató en un vehículo sin luces, a exceso de velocidad, en un barrio donde era normal que los niños jugaran en la calle. Sin embargo, por contingencias procesales, esto quedó reducido a una prisión en suspenso. El Senado debate nuevos agravantes y aumenta las penas por delitos viales. La modificación más importante agrava la pena de 3 a 6 años de prisión si el conductor se fuga, si no intenta socorrer a la víctima, o si se encuentra drogado o alcoholizado. También, a quienes conducen a más de 30 km/h por encima de la máxima permitida o si violan el semáforo o van a contramano. Además, se incorpora la "culpa temeraria". No creo que sea la "solución" mágica este incremento pero acompañado de una actividad de policía, reeducará nuestros comportamientos y encausará el respeto por el otro, que explicitamos en nuestra forma de conducirnos en la calle.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído