Otro accidente en un pelotero: una nena se lastimó la pierna

Se golpeó la rodilla con una viga de metal. Le tuvieron que hacer cinco puntos de sutura.

Neuquén.- La desesperación y el miedo se apoderaron de una familia entera el pasado sábado, luego de que su hija de 7 años sufriera un profundo corte en la rodilla izquierda mientras festejaba su cumpleaños en el local infantil Happy Day, ubicado en Linares al 1000.

Alrededor de las 20:50, Mariela y su marido Omar observaron que su nieta bajó de uno de los juegos con el pantalón roto. Inmediatamente corrieron a socorrerla, a pesar de que la niña no mostraba señales de dolor.

Lo que encontraron fue la demostración de que los controles en los peloteros deben ser más profundos. La nena se había cortado la rodilla con una viga de metal que sobresalía de una de las estructuras del lugar pero que permanecía oculta a la vista, ya que estaba tapada por una lona verde.

Seguros: Los peloteros son los lugares más inesperados para que ocurran accidentes.

Los familiares de la niña reaccionaron y le pidieron a la encargada del lugar que llamara a una ambulancia, aunque se negaron a que sea la que pone a disposición el seguro, por lo que luego de una discusión, resolvieron llevarla en un auto particular al hospital Castro Rendón.

Una vez allí, la nena fue atendida por los médicos, quienes le hicieron cinco puntos en la herida. Mientras tanto, su abuela quedó en el pelotero al cuidado del resto de los niños.

“Mi hijo estuvo viendo el lugar y se encontró con que los matafuegos no tenían presión. Si se incendiara el lugar, estarían en graves problemas”. Mariela. Abuela de la víctima

La niña estuvo en observación durante aproximadamente una hora y le dieron el alta, por lo que volvieron al pelotero para pedir explicaciones y esperar a los padres de los chicos que aún jugaban en el lugar.

Desde el pelotero les ofrecieron devolverles el 50 por ciento del salón -que les costó $3500- y acercarse hoy a ultimar los detalles del seguro. Sin embargo, esto provocó la molestia de los familiares, ya que según indicaron la cifra ofrecida no es precisamente la mitad.

Al respecto, la abuela aseguró: “No buscamos plata con esto, sólo queremos que no vuelva a ocurrirle a nadie, porque parece que están esperando que pase algo más grave”.

La familia radicó la denuncia correspondiente en la Comisaría 2ª y también se comunicó con las autoridades del Municipio, quienes les aseguraron que hoy realizarán una inspección ocular en el lugar.

Fallas en la seguridad

Mariela, la abuela de la niña herida en el pelotero, detalló en diálogo con LM Neuquén que luego del accidente su hijo comenzó a examinar el lugar y descubrió que había serias fallas de seguridad.

Uno de los puntos más graves que mencionó es que mientras la pequeña yacía en el piso, no les ofrecieron ningún tipo de apósitos para cubrir los cortes. “No tenían botiquín para auxiliar a mi nieta”, sostuvo la mujer.

“Nos sentimos apenados”, dijo la dueña

La dueña del pelotero Happy Day, Sabrina Galán, expresó su pesar por el accidente que sufrió la niña y la herida que tuvo en la rodilla, y aseguró que realiza las averiguaciones pertinentes para cubrir el tratamiento médico.

En diálogo con LM Neuquén, aseguró que asistieron a la víctima y que aún no saben cómo sucedió el hecho. Además, detalló: “Tomamos todos los recaudos para cubrir el lugar donde se lastimó, para que no vuelva a pasar”.

Galán explicó que su intención es que el seguro del salón cubra el tratamiento de la pequeña, pero que no sabe cuáles son los pasos a seguir porque “nunca lo tuve que usar con anterioridad”, por lo que durante el día de hoy se pondría en contacto con los especialistas.

Además, contó que acompañarán a la familia durante la recuperación de la niña. “Nos sentimos apenados porque justo era su cumpleaños”, concluyó.

Un caso reciente que conmovió

El 5 de este mes se registró otro hecho similar pero de mayor dimensión. Un niño de 8 años sufrió un traumatismo craneal tras caerse de un cielorraso del pelotero en el que participaba de un cumpleaños en un salón infantil de la calle Río Negro. En aquel momento, el chico jugaba un partido de fútbol en una cancha montada en la parte superior del local. La pelota traspasó una red de seguridad -que estaba rota- y fue a buscarla, momento en el que cedió el techo falso que daba a la cocina. El niño sufrió un traumatismo de cráneo con hematomas internos, que lo mantuvo durante tres días en terapia intensiva. Por las heridas, debe ser monitoreado cada semana y el tratamiento durará meses.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído