Pacha, la perra mochilera: viajó 1600 km sin querer para reencontrarse con su familia

Un camionero de Mendoza la vio a la vera de la Ruta 22, la cargó y se la llevó para evitar que la atropellaran. La llevó hasta la provincia cuyana y desde allá buscaron a sus dueños, los que finalmente recuperaron el animal 48 horas después.

POR KATIA GIACINTI / giacintik@lmneuquen.com.ar

Como si de un viaje de mochileros se tratara, una ovejero alemán de tres años llegó sin querer hasta Mendoza a bordo de un camión y regresó a Cipolletti en menos de 48 horas junto a un transportista de verduras para reencontrarse con su familia.

Pachamama era buscada desde el 19 de diciembre a la mañana luego de que saliera de su casa en el barrio Capellán y no regresara. En diálogo con LMC, Élida, dueña de la perra, explicó que el animal habría intentado cruzar la Ruta Nacional 22 para llegar a la distribuidora de su marido pero que, en el camino, se asustó y se desorientó.

Te puede interesar...

"Un camionero de Mendoza creyó que la iban a pisar y, por esta razón, la levanto y se la llevó. Pacha llegó a la ciudad de San Martín después de varias horas y allá la sobrina del conductor -que es parte de la Sociedad Protectora de Animales- se dio cuenta de que tenía dueño por el collar. Se fijó en las redes sociales si alguien la buscaba y nos encontró", relató la vecina cipoleña.

A Pacha la vieron varios automovilistas el mismo día que se perdió en Ruta 22 y Estado de Israel y otros en Mengelle y Pacheco. Al final estaba en Mendoza.

Ese mismo día, la joven se comunicó con uno de los hijos de Élida, Francisco Romero, y le aseguró que tenían a su perra pero que estaba en Mendoza. "No lo podía creer, cómo iba a estar allá tan rápido. La chica le mandó videos y todos llorábamos porque era ella", agregó.

Pacha

Sin dudarlo y decidido a recuperar a su fiel compañera, Francisco le avisó a su familia que iba a viajar para traerla de vuelta a casa. Sin embargo, su hermano le propuso comunicarse con transportistas conocidos que estuvieran por viajar al Alto Valle en las próximas horas y que pudieran darle un aventón a Pacha.

"Como mi marido manda camiones a todos lados por la distribuidora llamaron a un conocido que iba a salir en 20 minutos para Cipolletti. Le pedimos si podía traerla y él nos dijo que sí, estaba encantando porque es re perrero. En el camino le dio agua, gelletitas y la filmó para mostrarnos cómo estaba. El 21 a las 6 de la madrugada y después de recorrer 1600 kilómetros llegó a su hogar", relató Élida.

Embed

Pacha creció en el barrio Capellán desde cachorra y es hija de Oso, otro perro de la familia.

Por su parte, el hombre que la llevó hasta Mendoza llamó a la familia tres veces para disculparse y explicarles que su intención no había sido mala, sino que quería evitar que la atropellaran y siguió su camino sin pensarlo. La próxima vez que los camioneros estén en el Alto Valle se reunirán con los dueños de Pacha para comer un asado a modo de agradecimiento.

"La vinieron a ver los amigos de mis hijos, vinieron muchas personas a recibirla, ella lloraba de la alegría. Estuvo muy contenta. A la noche se durmió todo. Esto demuestra que no todo es malo y que hay gente bondadosa. Lo de Pacha fue un milagro", concluyó la cipoleña, emocionada y divertida por la odisea que tuvo que vivir su mascota en tan sólo dos días.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído