Pedro Sánchez juró ante el rey y ya es el sucesor de Rajoy

La ceremonia fue en el Palacio de La Zarzuela y no hubo símbolos religiosos: el nuevo premier es ateo.

Pedro Sánchez tomó ayer posesión como séptimo presidente de la democracia española, el tercero socialista, ante el rey Felipe VI en el Palacio de La Zarzuela. Sánchez, de 46 años, fue el primero que prometió el cargo sin la presencia de los símbolos católicos, la Biblia y el crucifijo sobre la mesa, donde se encontraba el texto de la Constitución.

El rey introdujo este cambio hace cuatro años para cumplir con la libertad religiosa que decreta la Constitución. En el caso particular de Sánchez, este se define como ateo y siempre defendió que España fuese un estado laico.

Al acto asistió el presidente saliente, el conservador Mariano Rajoy, quien le deseó “mucha suerte” al nuevo presidente. El boletín oficial del estado publicó el decreto de nombramiento de Sánchez como presidente y el cese de Rajoy, después de que el viernes prosperara en el Congreso de los Diputados la moción de censura que el líder socialista presentó contra el líder conservador tras la sentencia que condenó por corrupción al Partido Popular.

Esta es la primera vez en España que es nombrado un presidente tras prosperar una moción de censura, por lo que el traspaso del poder será el más rápido de la historia del país. De hecho, Sánchez fue directo desde La Zarzuela hasta el Palacio de La Moncloa -que ya abandonó Rajoy-, para una primera visita protocolar. El nuevo gobierno de Sánchez se conocerá la próxima semana, un plazo muy breve respecto a los gobiernos anteriores. La portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, comentó ayer que “no habrá ministros de Podemos en el gobierno de Sánchez”.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, uno de los partidos que apoyó la moción de censura de Sánchez contra Rajoy, había pedido al nuevo presidente formar un gobierno de coalición. Igualmente, aunque no haya miembros de Podemos, este partido se comprometió a mantener el apoyo. Sánchez tendrá el reto de gobernar con la menor representación de su partido en el Congreso de los Diputados, ya que el PSOE tiene 84 diputados en un hemiciclo formado por 350.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído