Plottier ganó un juicio y evitó otro gran embargo

La Justicia dijo que no había pruebas de la supuesta deuda con Cliba.

Plottier.- Dentro de los abultados embargos que recibió en los últimos años la Municipalidad, esta vez logró evitar el pago de más de un millón de pesos a Cliba. Se trata de un juicio que la comuna le ganó a la empresa que se dedica a la recolección de residuos ya que la Justicia entendió que no había pruebas de la deuda reclamada.

Cliba pretendía que la Municipalidad le pagara 288.782,31 pesos más intereses -que alcanzarían casi los 500 mil pesos- por unas facturas impagas de diciembre del 2008 y febrero y marzo del 2009 por los servicios de recolección y transporte de residuos.

Además, la empresa le reclamaba el resarcimiento de los daños y perjuicios ocasionados por el incumplimiento y la rescisión del contrato de concesión suscrito con el Municipio.
Mucho dinero

Esos montos más los pagos por los honorarios de los abogados hubieran generado un perjuicio para la actual administración de la comuna de más de un millón de pesos, según indicaron desde el departamento de Legales de la Municipalidad.

Débil: Con lo que recauda, Plottier no puede cubrir sus gastos. El embargo hubiese sido letal.

En un acuerdo que tiene fecha 16 de febrero del corriente año -pero que quedó firme hace pocos días-, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), con las firmas de los vocales Ricardo Kohon y Oscar Massei y la secretaria Luisa Bermúdez, resolvió rechazar la demanda interpuesta por Cliba contra la Municipalidad y dispuso además diferir la regulación de honorarios hasta tanto se cuente con pautas para ello.

En el cuerpo de la resolución los jueces indicaron que las facturas presentadas por la empresa de recolección de residuos son duplicados y triplicados, que no poseen sello de recepción, ni hay ninguna referencia a ellas en las actuaciones acompañadas. "La Municipalidad desconoció las facturas y la empresa perdió la prueba que podría haber arrojado algún elemento de prueba en este sentido", explica el fallo.

150.723 pesos

Es el monto que Cliba indica que facturó a la Municipalidad por su servicio de recolección de residuos en el ejido municipal, en marzo del 2009.

En definitiva, la Justicia aseguró que no se cuenta con las facturas originales cuyo cobro se reclama y los duplicados no están conformados. "No hay prueba ni de la prestación de los servicios ni de la presentación de las facturas en el modo establecido en el contrato", confirmaron.
La municipalidad de Plottier atraviesa un delicado momento económico, por lo que cualquier erogación extra significa un grave perjuicio para sus arcas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído