Por la caca de las aves, en Roma deben usar paraguas

Se trata de una ola de pájaros que, para esta época, invade la ciudad.

Roma.- Cuando estos días los romanos abren sus paraguas, no lo hacen debido a la lluvia, ya que en diciembre el sol brilla casi a diario en el cielo de la Ciudad Eterna. Aunque, en lugar de agua, cae masivamente excremento de pájaro desde las alturas, sobre todo a lo largo del río Tíber.

Millones de pájaros, en su mayoría estorninos, se apoderaron de Roma desde finales del otoño. En el cielo sorprenden con sus increíbles formaciones en vuelo, pero luego se posan sobre los árboles para evacuar sus deposiciones.

El resultado son desagradables manchas en abrigos o, particularmente repugnante, un impacto en la cabeza del transeúnte. Y los automóviles que quedan estacionados demasiado tiempo en un lugar quedan manchados hasta volverse irreconocibles.

Desde hace tiempo es imposible sentarse en los bancos sucios de las plazas, mientras que en los parques y en los caminos en las orillas se percibe el hedor del guano, como también se denomina a estos excrementos.

Balcones

En algunos barrios los característicos balcones se convierten incluso en áreas no transitables. Más de un romano pensará entonces en la película Los pájaros de Alfred Hitchcock, aunque hasta ahora no se haya registrado ningún ataque de un ave a una persona.

Además, los agricultores de Roma y alrededores ya se quejan por daños en sus campos, mientras que en la ciudad las masas de excrementos se convierten en un obstáculo para el tránsito. Cuando por ejemplo el jueves pasado llovió excepcionalmente un poco, la situación se volvió crítica.

A lo largo del Tíber las calles cubiertas de excrementos de pájaro eran tan resbalosas que debió cortarse temporalmente la circulación en un sector del Lungotevere a ambos lados del río. La consecuencia fue un caos de tránsito justamente en el último día de compras antes de Navidad.

El presidente de la asociación agrícola Coldiretti de la provincia de Lazio y Roma, David Granieri, acusó a las autoridades de haber reaccionado demasiado tarde ante la previsible plaga.

Ahora empleados estatales procuran espantar a los pájaros con megáfonos que imitan los sonidos de aves de rapiña.

El esmog complica a tres ciudades


Roma, Milán y Nápoles, las tres mayores ciudades de Italia, han tomado medidas drásticas esta semana para limitar la circulación de automóviles y luchar contra la elevada contaminación.

En Milán y Pavía (norte de la península italiana), el tráfico de automóviles privados estará totalmente prohibido durante tres días -desde las 10 hasta las 16 locales- hasta el miércoles, debido a la presencia de las llamadas partículas finas que afectan a la salud de los ciudadanos.

"Esta mañana las calles estaban desiertas, pero no creo que sea por la prohibición del tráfico, sino porque estamos en temporada de vacaciones", escribió una señora milanesa en Twitter.

En Roma, por tercera vez desde principios de diciembre, el tráfico estaba restringido de las 7:30 a las 12:30 y de las 16:30 a las 20:30 para los vehículos con placas impares y el martes, con placas pares.
Medidas similares fueron tomadas en otras ciudades del norte, como Bérgamo y Turín.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído