Por la crisis, ahora sobran departamentos en alquiler

Influye la caída de la actividad en Vaca Muerta y la alta inflación.

Andrea de Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Los primeros meses de 2016 parecen mostrar una realidad impensada para la ciudad que hasta el año pasado no era una posibilidad. En marzo de 2015, encontrar un departamento de una habitación en el centro de la ciudad no era tarea sencilla. Hoy la realidad es otra; la oferta se amplió. Cualquier día de la semana en los clasificados del diario se puede encontrar más de una veintena de avisos. La diversidad se amplió no sólo en este tipo de propiedades, sino también en las viviendas residenciales de barrios exclusivos (ver recuadro).

Guillermo Reybet, referente del sector inmobiliario, dijo que son muchos los factores que influyeron en este cambio, y que comparado con los últimos años, hay mucha oferta en esta época que es considerada como un momento de alta demanda porque se renuevan muchos alquileres de departamentos de los estudiantes universitarios. "En marzo del año pasado no había nada para alquilar en lo que es departamento de un dormitorio, pero hoy no pasa lo mismo", indicó.

Consideró que son varios los motivos que generaron este panorama. Por un lado se inauguraron más edificios y se abrió la oferta, pero la situación económica que vive el país y la baja de actividad en el sector petrolero generaron un combo que amplió las opciones a quienes buscan dónde vivir. "Está el tema de la situación económica y que el inquilino busca bajar los valores, busca otros espacios porque el alquiler es una parte importante de los sueldos", agregó.

Si bien los precios de los alquileres aumentaron en el último año, la posibilidad de elegir lleva a que los propietarios que imponen valores exagerados se queden sin posibilidades inmediatas de hacer redituable su inmueble. "Siempre el propietario quiere ganar más y el inquilino pagar menos", opinó Reybet.

VIP Hace un año, por las propiedades de nivel gerencial pedían hasta $80 mil por mes.

"Los dueños ponen los precios que quieren, el que plantea un departamento de un dormitorio a once mil pesos difícilmente lo alquile, pero hay otros que prefieren ocupar rápidamente lo que queda libre y elige mantener los precios promedios", resumió desde su experiencia diaria como titular de una inmobiliaria.

Contó que este año otro factor que elevó los precios de los alquileres fueron las expensas: "En este momento están influyendo mucho en lo que es el valor de los alquileres, aumentaron los servicios como la luz, los sueldos de los porteros y la seguridad".

$5000 era el promedio del alquiler en 2015. Es lo que se debía abonar por mes para habitar un departamento de una habitación en la zona centro de la ciudad. También había valores mucho más altos.

$7000 es lo que se debe pagar en promedio en 2016. Es el valor que se estima en los inmuebles de una habitación. La variación es muy dispersa y pueden encontrarse opciones de once mil pesos en el Alto de la ciudad.


Llegó el ajuste y se terminó el lujo para los petroleros

La crisis que atraviesa la industria petrolera impacta de lleno en el segmento premium del mercado inmobiliario. Guillermo Reybet, referente del sector, puso en relieve la gran cantidad de casas vacías que hay en estos momentos en barrios cerrados exclusivos y en Santa Genoveva, zonas de la ciudad donde se asientan los empleados jerárquicos y gerentes de las compañías.

El panorama se repite en sectores residenciales ubicados en zonas cercanas al centro. Las viviendas que se alquilaban al sector petrolero a precios elevados se fueron desocupando con la caída de la actividad en Vaca Muerta. Ya no se ven las postales habituales de hace un año atrás, cuando los interesados golpeaban las puertas de las casas preguntando si estaban en alquiler y ofertando cualquier precio por ellas.

"Hay muchas casas vacías. Esto lo pudimos ver sobre todo muy bien en enero y febrero que es cuando las empresas buscan estas casas, que son de tres habitaciones o más, porque los empleados vienen con familia, y es en la fecha que tienen para que puedan buscar lugar en las escuelas para los chicos. En esa fecha hubo mucha más oferta y menos demanda", explicó Reybet.

Además comentó que en medio de la crisis petrolera, las empresas pusieron topes de gastos y esto impactó en la búsqueda de alquileres de este tipo, que hoy superan los 20 mil pesos por mes. Por la caída de los precios del crudo, este año habrá una sensible baja en las inversiones. Incluso hay unos mil empleados en preventivo de crisis que cobran poco más de la mitad de su salario.

"Creo que estamos pasando por una situación económica que si se revierte todo esto de Vaca Muerta y se reactiva la actividad petrolera las cosas van a cambiar, tanto en lo que es el alquiler de casas grandes como en los departamentos de una habitación. Por más que se sigan inaugurando edificios, el tema petrolero influye mucho en esto", consideró el profesional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído