Por la crisis, los viernes habrá asueto en Venezuela

Lo decretó el presidente Nicolás Maduro. Será durante abril y mayo.

Caracas
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó como día no laborable en la administración pública todos los viernes de abril y mayo para hacer frente a la crisis eléctrica ocasionada, según el Gobierno, por la sequía que causó el fenómeno de El Niño en momentos que recrudecen los enfrentamientos con la oposición en el Parlamento.

La medida responde a un Plan de Atención de Emergencia de 60 días para afrontar los efectos del fenómeno climático El Niño y se tomó "con base a la experiencia" de la Semana Santa, que fue declarada como no laborable en su totalidad.

Durante su participación en el programa Con el Mazo Dando, el presidente detalló que a partir de este 8 de abril hay "que incrementar el aporte de la administración pública nacional, estatal, municipal, y todos los entes laborables del sector público que no afecten la actividad productiva (...) Dar el ejemplo desde la administración pública nacional", citó la agencia estatal AVN.

El plan especial "se mantendrá hasta el 6 de junio para poder pasar el momento más difícil y estoy seguro que lo vamos a superar", dijo el mandatario.

Destacó que "las industrias básicas de mayor consumo deben cumplir el horario especial de autogeneración y deben garantizar la reducción del 20 por ciento del consumo eléctrico, por lo menos".

Maduro mostró imágenes donde se observaban los bajos niveles de los principales embalses del país y destacó que el embalse del Gurí, que "surte casi el 70 por ciento de la energía eléctrica del sistema interconectado nacional, tiene un papel preponderante para la vida del país y necesitamos hacer un esfuerzo nacional más allá del más allá.

En este contexto, seguidores del mandatario venezolano Nicolás Maduro se movilizaron ayer en Caracas para pedirle que bloquee una amnistía promovida por la oposición, que ya la aprobó en el Parlamento en el que es mayoría, pero que requiere de la sanción presidencial. Miles de chavistas marcharon hacia el palacio presidencial donde la directiva del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) entregará un documento a Maduro en el que le solicitan no firmar la ley que establece el perdón para al menos 76 opositores.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído