Reina el desconcierto por la implementación de la SUBE

Aún no funciona en los colectivos y no hay kioscos que carguen saldo.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Tres días después de la promocionada llegada de la SUBE a Neuquén, aún no hay colectivos donde se pueda usar la tarjeta ni kioscos para cargar saldo. Esto genera desconcierto en los miles de usuarios del transporte urbano. Por un lado, están los que consiguieron el nuevo plástico y lo tienen guardado en el bolsillo, sin entender cómo sigue la cosa. Por otro, están los que quieren comprarlo porque no tenían Monedero y no encuentran vendedor.
Desde el Municipio explicaron que se demoró unos días la puesta en práctica del sistema por ajustes de último momento, aunque no precisaron la fecha exacta en la que estaría todo listo. "Tendría que estar funcionando esta semana", prometió el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino.
Ayer eran miles los usuarios del colectivo que deambulaban de kiosco en kiosco para cargar su flamante SUBE, aún sin estrenar. En todos lados la respuesta era la misma: no están las máquinas y el único lugar donde están vendiendo saldo es en la estación de trenes. Sin embargo, como hubo una rotura de las vías, la terminal ferroviaria estuvo cerrada gran parte del día.
"No la vendemos, no cargamos, pero igual hay mucha gente que viene a preguntar porque acá se cargaba la Monedero", contó ayer Felicia, vendedora de quiniela de una casa de Juan B. Justo. Indicó que el local no formará parte de la red SUBE porque la dueña no quiso, ya que no le conviene.
Tomás, empleado de un kiosco de Avenida Argentina al 100, explicó que ellos tampoco venden ni cargan la nueva tarjeta, aunque están cansados de la gran cantidad de personas que preguntan desorientadas dónde ir. "Los mandamos a la estación de tren, que es lo único que conocemos", relató.
Ni en el Bajo, ni en el Alto y mucho menos en los barrios hay algún kiosco que anuncie su adhesión a la red de carga SUBE. Por eso, hasta ayer, muchos pasajeros seguían comprándole saldo a su vieja Monedero, que por ahora sigue siendo la única que permite viajar en cole.
A la espera de la conectividad
Palladino explicó que aún no cobran pasajes con la SUBE porque esperan que se termine la base de conectividad entre la empresa y Nación Servicios. "Ellos están haciendo las pruebas para que se largue en estos días", aclaró. Dijo que los kioscos no tienen las máquinas por el mismo motivo: "No queremos que la gente cargue hasta que no la pueda usar".
El subsecretario remarcó que "lo importante por ahora es tener la tarjeta", ya que el cobro en los colectivos se demoró un poco. En cuanto a la carga, informó que "la gente de Electropago está en Neuquén justamente para ver eso". La firma pertenece al grupo Roggio, el mismo de la Monedero.
El funcionario municipal indicó que los responsables de la empresa se comprometieron a pasarles el listado de la red de kioscos en toda la ciudad habilitados mañana a la mañana, por lo que por ahora no queda otra que tener paciencia y esperar.

Avanza el canje de la Monedero

Al margen de la demora en la implementación de la SUBE, la distribución gratuita de tarjetas a los usuarios de la Monedero avanza a buen ritmo, con un promedio de 1300 plásticos por día. El canje se realiza en el Municipio, en la terminal de ómnibus, la garita de Turismo del Parque Central y otras 12 oficinas distribuidas en la ciudad.
Fernando Palladino, subsecretario de Transporte, contó que por ahora no hay demoras en la atención y dijo que se entregan "entre 1200 y 1400 tarjetas por día, o sea que va bien". En los centros municipales se atiende de 7:30 a 16:30, de lunes a viernes. Hay que ir con la vieja Monedero y la fotocopia del DNI, acompañada del original.
Cada usuario se lleva una tarjeta SUBE, que luego debe personalizar por internet, y también le devuelven la Monedero para que la pueda seguir usando, aunque le hacen una marca.
El Municipio dispone en total de 90 mil tarjetas para los usuarios frecuentes del colectivo, o sea, los que tienen Monedero. Si continúan con el mismo ritmo de trabajo, completarán el reparto en tres meses.
Palladino indicó que, si bien la SUBE se venderá en kioscos y por internet, "no es conveniente" pagar 30 pesos para tenerla. "Justamente largamos antes el intercambio porque mucha gente salió a comprar la tarjeta y no es necesario; para eso están los 15 puntos de atención donde la entregamos gratis", remarcó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído