Represores se quedaron sin consoladores

Sorpresa tras una requisa en la cárcel de Córdoba.

Botellas de vino espumante, teléfonos celulares, módems, MP4 y hasta consoladores de uso sexual fueron encontrados durante una requisa de rutina en la cárcel de Bouwer, Córdoba, donde están detenidos militares y policías condenados y procesados por delitos de lesa humanidad.

Según informaron desde el Ministerio de Justicia de la Provincia, los objetos fueron secuestrados en la mañana del viernes por personal del Servicio Penitenciario de Córdoba (SPC) durante una requisa en el pabellón MD2 donde están alojadas personas investigadas por crímenes de lesa humanidad.

El hallazgo de los diversos elementos ilegales no dejó de llamar la atención.

De acuerdo con el recuento, se encontraron tres teléfonos celulares, seis módems, cuatro chips, dos reproductores MP4, un destornillador y un consolador.

Además, en una heladera ubicada en un espacio de uso común para los detenidos, había cinco botellas de vino espumante de 187 milímetros, cerradas y envueltas en papel de diario.

Aunque también había trascendido el secuestro de notebooks, desde el ministerio se aclaró que en toda la cárcel existen 11 oficios que permiten a igual cantidad de condenados tener estos aparatos electrónicos, por lo que no sería ilegal.

Las fuentes apuntaron que se trató de una requisa de rutina y no medió orden judicial.

Ante el secuestro, sí se dio participación a la Justicia y al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario.

En la cárcel de Bouwer, permanecen alojados los imputados que están siendo juzgados en los tribunales federales de Córdoba por crímenes de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención y torturas La Perla entre ellos Guillermo Barreiro, Héctor Vergéz y Carlos Yanicelli.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído