"Rompefiestas" en acción: entran a eventos y roban

Hace tres meses que operan y la Policía aún no logra detenerlos.

Córdoba.- El modus operandi es simple: ingresan a una vivienda donde se celebra una gran fiesta y, sin que el número de víctimas sea un obstáculo, los reducen con violencia y les roban para luego escapar a toda velocidad. Con la celebración aguada por el asalto, se van triunfantes. Por eso los bautizaron como los “rompefiestas”, y una seguidilla les da canon de “seriales”.

En el último asalto, golpearon al dueño de casa y a otro invitado. Se llevaron billeteras, carteras, cadenitas, relojes y teléfonos celulares. Todas cosas pequeñas.

Para no despertar sospechas, se mueven en autos nuevos y con vidrios polarizados. Son al menos cinco integrantes armados y vestidos como para una fiesta. El detalle es la capucha que usan para taparse las caras salvo uno, el líder, quien se mueve a cara descubierta pero se encarga de que nadie lo mire. Y siempre hay alguien al volante, con el coche encendido, haciendo de campana en la puerta.

“La Policía tardó como veinte minutos en llegar, pero mejor: si hubiesen entrado justo cuando estaban estos tipos, no sé qué habría pasado. Mirá si tomaban rehenes...”. Oscar Allevi. Dueño de la casa robada, festejaba su cumpleaños 49

Hace tres meses que vienen actuando con esta táctica. En junio coparon una vieja casona donde había una importante fiesta privada; y ahora, otra vez, durante un cumpleaños con 50 invitados. “Me arruinaron la fiesta. Varios de mis conocidos ya los habían sufrido”, dijo Oscar, el cumpleañero asaltado, y relató cómo fue el ingreso de estas “visitas” inesperadas: “Fue muy feo. Se notó que eran profesionales y que ya habían actuado otras veces. Había mujeres, niños... A mí me pegaron en la cabeza y me dijeron que me tirara al piso. Eran violentos, pero actuaron serenos”.

3 meses lleva operando la banda.

Ya son varios los casos de robos contra la propiedad denunciados en Córdoba y aún no se encuentran rastros de los responsables de estos asaltos. Lo que sí se sabe es que son personas jóvenes (de unos 30 años) que visten muy bien y que se mueven en autos de categoría.

El robo duró cinco minutos y se llevaron billeteras, carteras, celulares, relojes y cadenitas. Y las ganas de festejar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído