Rusia encarceló a 12 ucranianos por el incidente naval

Ucrania ya instauró la ley marcial.

Rusia. Rusia no afloja y la tensión con Ucrania va en aumento. Ahora, los de Moscú enviaron a prisión provisional a 12 de los 24 militares ucranianos detenidos el domingo por el incidente naval en el estrecho de Kerch, que comunica el mar de Azov con el mar Negro.

Según comentaron desde el gobierno de Vladimir Putin, dos de los arrestados, quienes fueron interrogados en Crimea, reconocieron haber ignorado las órdenes rusas al adelantarse en sus aguas y apuntar con sus armas contra las lanchas, un hecho que desde Kiev niegan categóricamente. Ante esta situación, Ucrania, que instauró la ley marcial por un mes, recomendó a sus pesqueros que no atraquen en mar compartido con Rusia.

Te puede interesar...

Por su parte, el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, acusó que Rusia reforzó drásticamente su presencia militar en la frontera y temió por una “guerra total” entre los dos países. “El número de tanques en las bases rusas situadas a lo largo de nuestra frontera se triplicó y las unidades militares aumentaron”, comentó Poroshenko.

Ante la escalada de tensión, la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) pidió “moderación y diálogo para reducir las tensiones”, mientras que varios líderes europeos abrieron la puerta a nuevas sanciones contra los de Moscú por alimentar el enfrentamiento en la región, ya de por sí delicado desde la anexión rusa de Crimea en 2014 condenada por la comunidad internacional.

Si bien Vladimir Putin no se expresó públicamente, sí mantuvo una conversación privada con la canciller alemana Angela Merkel en la que le comunicó su “seria preocupación” por el estado de excepción en varias regiones de Ucrania y aseguró que desde Kiev tendrán “la plena responsabilidad si se crea otra situación de conflicto”. Alemania se ofreció para actuar como mediador.

¿Un tema más para la cumbre?

A pesar de la agenda cargada para la cumbre de presidentes del G20, Ucrania aceleró en las últimas horas las gestiones para presionar a la Argentina y a varios países que integrarán esta reunión de jefes de Estado en Buenos Aires con un firme objetivo: repudiar el ataque de la Marina rusa contra los navíos ucranianos en el estrecho de Kerch como una nueva provocación de Moscú que pone en peligro la seguridad de toda la región.

Al mismo tiempo que el propio presidente Petro Poroshenko tendieron puentes con Alemania, Estados Unidos, Francia y Canadá para cuestionar a Moscú, el embajador ucraniano en Buenos Aires Yurii Diudin se reunió en la Cancillería con diplomáticos argentinos abocados al tema de la Unión Europea y Rusia para exigir que durante la cumbre del G20 el presidente Mauricio Macri haga fuerza para sacar algún comunicado conjunto para que Putin recapacite.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído