Salió para ver morir a su hijo y debe volver a prisión

Traficó droga para la quimio del nene. Viajó a Bolivia a despedirlo.

Bolivia Una mujer boliviana que aceptó ingresar droga a Argentina para cubrir la quimioterapia de su hijo de 13 años regresará a la cárcel para cumplir una condena por tráfico de sustancias. La madre, que había aceptado llevar cocaína desde Bolivia a la Argentina, terminó presa en la cárcel de Salta. La Justicia argentina otorgó un permiso de 30 días por razones humanitarias para que la mujer acompañase a su hijo que estaba en la fase terminal de la enfermedad.

Hace seis días llegó desde Salta tras un año de encierro, se reencontró con su hijo moribundo en la ciudad boliviana de Montero en el departamento de Santa Cruz, este de Bolivia. “Claudia había sido atrapada en Argentina cuando intentaba ingresar con droga a ese país. Por ese trabajo recibiría un pago de 500 dólares, dinero que serviría para cubrir la quimioterapia de su hijo”, informó el diario El Deber.

Te puede interesar...

“Estaba desesperada, no tenía recursos. Tuve que hacerlo para poder curar a mi hijito, pero todo salió mal. Mi mamá lo estuvo llevando al médico pero empeoró y lo amputaron”. Claudia el estremecedor relato de la madre presa

El niño, de 13 años, era apasionado del fútbol. Había ganado varios títulos en su corta carrera deportiva. Hace dos años se lastimó una rodilla en una caída mientras jugaba un partido. No se recuperó más porque tenía cáncer. También le amputaron la pierna izquierda por un tumor maligno. En tanto, la Defensoría del Pueblo de Bolivia, realizará gestiones en Argentina para lograr el sobreseimiento de la acusación de la boliviana, madre de cuatro hijos. “Haremos todas las acciones legales para que la madre del niño recupere su libertad”, señaló el defensor David Tezanos.

Claudia traficó droga desde su país a la Argentina para poder pagar la quimioterapia de Fernandito, de 13 años. Pero un control policial la atrapó en Salta.

Hace un año, sumergida en la desesperación de conseguir dinero para pagar la quimioterapia de su hijo, Claudia traficó droga desde Bolivia hacia Argentina. En Salta, en un control policial le encontraron la cocaína que llevaba en sus maletas. Claudia quedó detenida el 27 de octubre del año pasado, acusada del delito de transporte de sustancias, que tiene una pena de hasta 15 años de prisión. Cuando fue detenida, la mujer estaba embarazada y dio a luz cuatro meses después en la cárcel.

La mamá de Fernandito había admitido su culpabilidad ante el juez argentino Ernesto Hansen cuando le encontraron la droga, y explicó la situación de su hijo justificando sus actos. De igual manera, fue apresada.

“¿No me ves tranquilito?”

Claudia llegó a Bolivia el viernes a la noche, después de 24 horas de viaje en micro. “Cuando entré estaba dormidito, caidito, levantó la cabecita y me miró y me dice ‘no llores, mamá, no quiero que llores, yo ya no quiero llorar’”, contó Claudia entre sollozos. “’Estoy bien, ¿no me ves bien? Estoy tranquilito’. Eso fue lo que me dijo. Me da mucha pena. Y yo me puse mal. Pero estoy tranquila. No imaginaba que iba a poder estar acá, estaba rezando y pidiendo que respondiera el juez”, comentó Claudia antes del desenlace.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído