Se defendió de un robo con la picana de los ladrones

Fue en una mueblería de Rincón de los Sauces. Se llevaron $3000.

Rincón de los Sauces
La tranquila mañana en una mueblería de Rincón de los Sauces se convirtió en un infierno ayer, cuando el reloj marcó las 10:30. Dos delincuentes ingresaron con un cuchillo y una picana y, tras aparentar ser potenciales clientes, golpearon al encargado, lo maniataron y le robaron dinero y elementos de valor. El hombre luchó y se resistió picaneando a uno de los ladrones.

"Yo no me iba a dejar robar", aseguró Néstor Rubia, empleado de la mueblería, justificando su resistencia a ultranza contra los delincuentes, a quienes también golpeó.

El robo ocurrió ayer, a plena luz del día, en el local comercial ubicado en la esquina de las calles Neuquén y Sarmiento, a una cuadra de la plaza central de Rincón.

De acuerdo con el testimonio que el encargado brindó a LM Neuquén, los jóvenes que le robaron ayer habían pasado dos días antes a consultar precios sobre unas cuchetas que estaban a la venta en el local. Supuestamente se habían decidido a comprarlas y por eso habían regresado.

Esa era la coartada de los delincuentes que, una vez que el comerciante se trasladó detrás del mostrador a la zona de la caja, lo tomaron por la espalda.

"Te vamos a quemar, danos la plata", habrían vociferado los delincuentes mientras forcejeaban con la víctima.

Uno de los ladrones tenía una picana que intentó usar pero se le cayó durante la pelea. El empleado aprovechó para levantarla y se defendió con ella.

La lucha fue cuerpo a cuerpo, hasta que en un momento los dos delincuentes se abalanzaron sobre el encargado y así pudieron tirarlo al suelo y reducirlo.

"Me ataron las manos con un alambre y los pies con un cable. Me amordazaron para evitar que pidiera ayuda", precisó Néstor.

El botín con el que se alzaron los delincuentes estaba compuesto por unos 3000 pesos, una tablet, una notebook y varios teléfonos.

"Se llevaron todo camuflado en maletines y desaparecieron", describió el hombre.

Néstor pidió ayuda a un vecino cuando logró ponerse de pie y saltar, con las piernas atadas, hasta la puerta de la mueblería.

"Estaba muy conmocionado, llamé a mi hijo y él le dio el alerta a la Policía", concluyó.

Aunque el hombre no pudo ver si los delincuentes se movilizaban en algún vehículo particular, sí aseguró que eran jóvenes, porque actuaron a cara descubierta, y que nos los tenía visto del pueblo.

Durante la tarde de ayer radicó la denuncia en la Comisaría 35 de Rincón de los Sauces, que ahora investiga el robo.

En el local y en ese sector de la ciudad no hay cámaras de seguridad que ayuden a identificarlos.

20 minutos estimó Néstor que duró la pesadilla que vivió la mañana de ayer en la mueblería.

Buscan el arma
Dieron de alta al petrolero baleado

El petrolero baleado el jueves en el marco de una interna gremial en el yacimiento Desfiladero Bayo, que opera la empresa YPF a 10 kilómetros de Rincón de los Sauces, fue dado de alta ayer ya que la herida no fue de gravedad. Se confirmó que el agresor recuperó la libertad tras iniciarle una causa por lesiones.

Fuentes judiciales confiaron que el arma no fue recuperada y que la siguen buscando: suponen que los propios compañeros la hicieron desaparecer tras ser abandonada en el yacimiento.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído