Se viene una dura y larga pelea por la coparticipación

El Gobierno prepara una convocatoria a todos los intendentes.

Francisco Carnese
carnesef@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Junto con la reforma política, cuyo proyecto oficial se conoció la semana pasada, la coparticipación fue uno de los ejes centrales de discusión que instaló el gobernador Omar Gutiérrez durante su asunción. Con el correr de los meses el tema se fue diluyendo, aunque ahora volvería a tomar fuerza. “Gutiérrez va a esperar, como hizo con la reforma política, para después fijar una posición y sentar a una mesa a los intendentes”, confió una fuente del gobierno neuquino.

En el nuevo esquema de reparto de recursos es probable que algunos municipios deban resignar dinero para que se destine a otros.

En la Legislatura ya existen proyectos presentados por la oposición al Movimiento Popular Neuquino (MPN) sobre una cuestión que no es de fácil resolución, dado que se trata de definir el criterio de cómo se reparten los recursos que le corresponden a cada municipio, a partir de una serie de variables donde, de manera irremediable, para darle más a uno habrá que sacarle a otro.

Y en esta disyuntiva entra a terciar otro tema, que es la necesidad de aumentar la torta de lo que se reparte.

Ramón Rioseco, actual parlamentario del Mercosur por el Frente para la Victoria (FpV) y quien salió segundo en la última elección a gobernador, anunció que en diez o quince días presentará en la Legislatura a través de los legisladores del Frente y la Participación Neuquina (FyPN)-UNE un proyecto de ley de coparticipación, que es una actualización de lo que en su momento ya se había puesto a consideración de los diputados en la anterior conformación de la cámara.

La iniciativa prevé, entre otros aspectos, pasar, de manera progresiva, de una base de coparticipación primaria del 15 al 30 por ciento y contemplar en la distribución la cantidad de habitantes y la metodología utilizada en el fondo sojero.

Este proyecto podría fusionarse con otro, del FpV, que fue presentado en mayo, por el cual se estipula que los adelantos de coparticipación de Nación deben a su vez ser coparticipados a los municipios, al igual que el valor adicional que surja, vía regalías, de la producción de gas nuevo.

Un referente del oficialismo provincial sostuvo que aumentar la masa coparticipable al doble “es imposible”, que sería “viable” incrementarla “algunos puntos más”, pero que para ello debe acordarse la distribución secundaria, imaginando una propuesta que contemple distintas variables, como el gasto que tiene cada localidad en función de si brinda servicios o se lo prestan terceros. “La idea es perfeccionar el sistema y que no haya que reforzar a los municipios por afuera, pero hace falta generosidad para acordar”, se indicó.

La otra fuerza política importante en la provincia, que es Nuevo Compromiso Neuquino-PRO y que tiene al intendente Horacio “Pechi” Quiroga como cabeza y principal referente, no presentó ningún proyecto, como tampoco está trabajando en el armado de una normativa sobre este tema.

Esquema
Unos ganarán y otros perderán

En millones de pesos, y haciendo una proyección con los coeficientes actualizados, donde la cantidad de habitantes de cada localidad representa la variable más fuerte, un estudio que encargó en su momento el Frente para la Victoria (FpV) determinó que Rincón de los Sauces debería recibir en este año unos 89 millones de pesos más, Plottier $61 millones, San Martín $43 millones, La Angostura $36 millones, Senillosa 9,3 y San Patricio del Chañar 7,4, entre los más destacados.

A su vez, la tabla de los municipios que perderían más la encabeza Cutral Co, con un negativo de alrededor de 69 millones de pesos, seguido por Zapala (-$38,2 millones), Plaza Huincul (-$33 millones), Las Lajas (-$23 millones) y Mariano Moreno (-$14 millones).

La actual normativa rige desde la década de los noventa

NEUQUÉN
Desde noviembre de 1995 rige en Neuquén la Ley 2148, que reemplazó a la 2019 y que determina que la masa de recursos coparticipables se compone de las regalías hidrocarburíferas, los impuestos inmobiliarios, de sellos e ingresos brutos, y lo que percibe el Estado provincial en virtud de la coparticipación nacional. De esa masa, el 15 por ciento se distribuye entre los municipios.

La ley determina que se elabora un coeficiente que se calcula en un 60% en función de la población de cada localidad, un 10% también respecto de la cantidad de habitantes pero excluyendo a Neuquén capital (la ciudad más poblada de la provincia y también de toda la Patagonia), otro 5% en partes iguales, un 15% por la relación inversa de empleados municipales por habitante y un 10% final en función de la recaudación de tributos municipales.

Este esquema también requirió una dura discusión con los municipios para su implementación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído