Sin límite: la garrafa de gas ya cuesta hasta $180

El precio mínimo de 53 pesos sólo se consigue en la planta de YPF.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Este año la garrafa de gas no tiene un precio claro. En las distribuidoras oficiales se vende a 100 pesos y en los mercados de barrio a 140, 160 y hasta 180 pesos, pero muchos dicen que probablemente perfore el techo de los 200 antes de que empiece el invierno. El valor máximo de 97 pesos que fijó Nación no se respeta y el mínimo de 53,70 pesos para las plantas fraccionadoras sólo se consigue en la sede de YPF de Parque Industrial. Allí, desde hace dos semanas, hay largas colas de vecinos esperando su turno para comprar.

$800 Es el precio mínimo de una garrafa usada. El envase nuevo no se consigue en la ciudad.

La demanda de garrafas se disparó hace dos semanas, cuando comenzaron los días de frío intenso.
Con la suba de las ventas, también creció la especulación, alentada por un menor control de los precios en relación con años anteriores.

"Desde mediados de abril, la demanda aumentó un 400%, vienen muchos a comprar", contó José, empleado de la distribuidora de calle Planas. Indicó que allí la garrafa se vende a 100 pesos "pero otras empresas piden 130, depende de cada uno".

Roberto, vendedor minorista de San Lorenzo, contó que en los barrios el precio es siempre más alto, y este año no hay techo. "Por comentarios, sé que están pidiendo hasta 180 pesos, pero no me estoy dedicando mucho a esto hasta que no se regularice", explicó.

Además indicó: "Somos varios los que no estamos vendiendo por ahora porque te suben el valor semana a semana y así no te queda nada". Agregó que la expectativa es que los aumentos continúen. "Seguramente va a llegar a 200 dentro de poco y ahí, cuando se haya regularizado, sí se va a poder vender", comentó.

En mayo de 2015, el gobierno nacional fijó tres precios máximos para el gas en garrafa de uso familiar: 53,70 pesos si se vende en la planta, 87 en las distribuidoras y 97 si se lleva a domicilio.

Como no hubo un anuncio oficial de nuevos valores, esos topes deberían seguir vigentes.
Sin embargo, el único lugar de la ciudad donde se está vendiendo la garrafa a 53,70 es en la planta de YPF Gas, donde atienden al público sólo de 8 a 12. En las últimas dos semanas, la gente hace cola en la puerta para comprar y se lleva de a tres o cuatro garrafas juntas. Entre los que van hasta la planta para abaratar costos, hay vecinos de todos los barrios y también de localidades aledañas.

Laura vive en una toma de Centenario y viajó 15 kilómetros para conseguir el gas al precio mínimo.

Explicó: "En donde vivo, tengo que pagar 180 pesos la garrafa, por eso conseguí una camioneta para venir a buscarlo a Parque Industrial". Otras familias de su barrio que no tienen en qué moverse se resignan a pagar el triple.

Como quedan por lo menos otros cuatro meses de frío, muchos compradores están preocupados por lo que pueda suceder con los precios. El piso seguirá siendo el de YPF Gas, mientras no haya un cambio a nivel nacional, pero el techo es una incógnita. Dependerá de lo que marque la inflación y de la necesidad de los que no tienen otra manera de calentar sus casas.

La venta en casas y negocios
En los barrios le suman el transporte

En los barrios, las garrafas de gas se compran en los mercados minoristas y en casas particulares de vecinos que tienen camionetas o vehículos para traerlas desde la planta o la distribuidora. Como se trata de una actividad informal, la dispersión de precios es más amplia. Este año, el valor subió porque algunos mayoristas cobran más caro y porque, a lo que sale el combustible, hay que sumarle lo que se gasta en transportarlo. En Cuenca XV, uno de los pocos que distribuye gas en garrafa es el Cata, dueño de una carnicería. Dijo que este año debe comprar el combustible envasado un 20% más caro que en 2015 y por eso lo vende a un precio mayor. En su caso, cuestan 140 pesos los 10 kilos. Aclaró que la diferencia con las distribuidoras "está en que necesitás una camioneta o algo para traer las garrafas al barrio, y eso tiene un costo".

CIFRA
$308 Es el subsidio máximo que otorga Anses.
El organismo nacional tiene en vigencia un plan para sectores sin conexión a la red. Es para familias que ganen menos de 12 mil pesos. Desde el año pasado, está vigente el plan nacional Hogar para los que compran gas en garrafa. Reconocen cuatro unidades al mes por familia y depositan el 80% del precio máximo oficial en la cuenta del beneficiario.


A una familia, los 10 kilos le duran una semana

NEUQUÉN
Para una familia tipo, cada garrafa de gas dura como máximo una semana, según el uso que se le dé. Si el destino del combustible es la calefacción, los 10 kilos se vacían en apenas dos días.

"En mi casa nos calentamos y cocinamos con la garrafa, así que vengo tres o cuatro veces a la semana a cargar", contó Gabriel, dueño de un taller mecánico de Cuenca XV. Señaló que hoy está pagando 140 pesos por cada unidad y que le parece caro. "El año pasado eran 70, la mitad", observó.

También explicó que, como muchos de sus vecinos, no puede trasladarse a otro punto de la ciudad a buscar un valor más bajo "porque no tendría en qué llevarla".
Jaime, del sector Huertas del Parque Industrial, comentó que él vive solo "y por suerte una garrafa dura como dos semanas".

También, a diferencia de otros vecinos de bajos recursos, "vivo a pocas cuadras de la planta de YPF, así que puedo comprarla cuando quiero a 53,70, como el año pasado".

Para todos ellos, el gas es más caro que para una familia que tiene conexión de red. Aún cuando racionen el combustible al máximo, siempre terminan pagando un precio mayor que quienes viven con más comodidades.

FRASE
"En mi casa nos calentamos y cocinamos con la garrafa, así que vengo 3, 4 veces a la semana a cargar. Hoy pago $140, el año pasado la mitad".
Gabriel Dueño de un taller mecánico en Cuenca XV

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído