El clima en Neuquén

icon
15° Temp
56% Hum
La Mañana pareja

Su pareja violó la perimetral para agredirla y un vecino la salvó

Ocurrió en San Martín de los Andes. El hombre contaba ya con una medida de prohibición de acercamiento y contacto, pero presa del círculo de violencia, la víctima había retomado la convivencia con el violento. Ahora, el agresor quedó tras las rejas.

Una mujer de San Martín de los Andes fue rescatada por un vecino que fue testigo de cómo su pareja la golpeaba y ahorcaba dentro de su auto. El violento ya cuenta con un historial de violencia contra la misma víctima, a quien logró convencer de retomar la relación. Ahora, quedó tras las rejas.

De acuerdo a lo informado por el Ministerio Público Fiscal, el hecho tuvo lugar el miércoles 1 de diciembre por la tarde, cuando el hombre comenzó a insultar a su pareja mediante mensajes de texto y audios. Cuando la mujer regresó a la casa familiar, el agresor continuó los insultos y luego también la golpeó.

Te puede interesar...

En las horas siguientes, la situación no hizo más que empeorar, motivo por el cual la mujer intentó huir de la violencia, por lo que alrededor de las 22 quiso dejar la vivienda y dirigirse a comisaría. Sin embargo, no llegó muy lejos, siendo que el violento la subió a la fuerza al auto, donde siguió golpeándola y hasta la tomó del cuello a modo de amenaza.

"Como pudo, la mujer salió corriendo del auto y recibió ayuda de otro hombre, quien advirtió la situación", detalló la asistente letrada Inés Gerez durante la audiencia de formulación de cargos contra el agresor.

Una vez desactivada la situación, la mujer sí pudo llegar a comisaría y denunciar a su pareja por lo ocurrido, lo que motivó la audiencia realizada el jueves.

Gerez detalló que el episodio constituyó además el incumplimiento de las medidas de prohibición de acercamiento y contacto contra el hombre dispuestas el pasado 3 de agosto por el Juzgado de Familia local, siendo que ya había sido denunciado por la mujer por otro episodio de violencia de género. Dichas medidas tenían una vigencia de seis meses.

Incluso, lo que agrava aún más la situación y da cuenta de la vulnerabilidad de la víctima, es el hecho que en mayo de 2019 el hombre fue condenado a una pena de ejecución condicional de seis meses por ejercer violencia de género contra la misma mujer. Una de las condiciones, con una vigencia de dos años, era la prohibición de ejercer nuevos actos de violencia contra ella.

Aún así, tras la imposición de la condena, la pareja retomó el vínculo, lo que dio lugar a las últimas agresiones.

Por esto es que la asistente letrada acusó al hombre como autor de los delitos de lesiones leves agravadas por haber sido cometidas mediando violencia de género y por el vínculo (tres hechos), y desobediencia a una orden judicial.

Además, atento al historial de violencia y para subsanar los riesgos de entorpecimiento y el resguardo de la víctima y su familia, Gerez requirió la imposición de una prisión preventiva al violento por el plazo de cuatro meses, así como también la prórroga de la prohibición de comunicación. La letrada aseguró que la medida es "indispensable" para asegurar los fines del proceso.

"Hay elementos de convicción suficientes para sostener que los delitos se cometieron y que el imputado es el autor de los mismos. El imputado obstaculizará la investigación, influenciando a la víctima y a los hijos de la mujer", sostuvo.

Tras analizar los pedidos de las partes, el juez de garantías Juan Pablo Balderrama avaló los cargos y dio por iniciada la investigación, cuyo plazo fue establecido en cuatro meses. Respecto de la medida cautelar, coincidió en la necesidad de la medida más gravosa solicitada por la fiscalía, pero por el momento, la dictó por un plazo de 20 días.

Lo más leído