Taxista récord: la agarran muy ebria mientras trabajaba

Le encontraron 4 gramos de alcohol en sangre. Se quedó sin carnet y sin licencia.

Neuquén
Una taxista neuquina batió todos los records al ser descubierta manejando su auto en absoluto estado de ebriedad: tenía 4 gramos de alcohol en sangre.

Por ser una profesional del volante, el nivel detectado debería haber sido igual a cero.

El hecho ocurrió el 10 de enero. Cerca de las 9, inspectores de tránsito del municipio neuquino estaban realizando un control como los que hacen rutinariamente para controlar el estado de quienes conducen sus coches.

Cuando pararon a la mujer, a uno de los funcionarios les llamó la atención el fuerte aliento alcohólico que la taxista no podía ocultar desde la ventanilla de su vehículo, y ordenó hacerle el test con el alcoholímetro.

Así fue como se llevaron una de las sorpresas más grandes del año: detectaron que la taxista tenía una graduación muy por encima de lo legalmente permitido. Los conductores de taxis deben tener cero en el registro de alcohol en sangre. Para el resto de los choferes, la ley es levemente más laxa, ya que les permite dar en los controles hasta 0,5 gramos por litro de sangre. No era el caso de la mujer detenida por el retén, a quien le encontraron 4 gramos de alcohol en sangre.

El juez de faltas Jorge Hauck, del Juzgado 2 de Neuquén, informó a LU5 que tras conocerse el hecho se le retuvo la licencia a la mujer.

"La vamos a inhabilitar con el máximo, con dos años. Y probablemente dispongamos que tenga que hacer un curso de reeducación vial", señaló.

El juez indicó que estuvo con la persona infraccionada y le aconsejó "hacer un tratamiento en alcohólicos anónimos", en un diálogo que pudo mantener con ella.

"Tuvimos muchos casos, y uno de un reincidente que le vamos a dar de baja la licencia, pero este es un caso excepcional. Porque es muy alto, supera a todos, hasta ahora es el máximo", detalló Hauck.

En el caso de la mujer, Hauck indicó que se le quitó el carnet habilitante, se le dio de baja y no podrá conducir por los próximos dos años.

Una vez concluida la inhabilitación, deberá volver a tramitar su carnet y la nueva licencia de taxista.
"Fue a media mañana, imagínese un pasajero arriba. ¿Cuántos remises o taxis me puedo tomar sin preocupación?", alertó.

Hauck hizo un nuevo pedido a "los conductores: por favor, si toman, no manejen. Todos podemos tomar, lo que no podemos es manejar. Yo puedo ir a una cena, pero lo que no puedo es conducir", aclaró.

La multa mínima que se paga ante un caso de este tipo es de 200 módulos, unos 2800 pesos. El valor del módulo es de 14 pesos. "Las personas que tienen que pagar la multa se dan cuenta de la cantidad de taxis que pueden pagar y la plata que se pueden ahorrar si tuvieran algo más de conciencia de lo que hacen", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído