Trasladaron a Bariloche a un joven condenado por agredir a un menor de 4 años

Las autoridades policiales de Mendoza detuvieron a un sujeto que estaba prófugo de la Justicia de Bariloche luego de ser condenado a seis años de prisión por golpear al hijo de su ex pareja y provocarle graves lesiones.

El individuo es Martín Fabre, a quien la justicia cuyana lo detuvo pero no por la causa que tiene en Bariloche, sino en el marco de una investigación por un presunto abuso sexual simple.

Te puede interesar...

Cuando fue identificado, el condenado brindó una identidad falsa aunque pudo ser identificado a partir de dispositivos biométricos.

El sujeto fue condenado en 2016 a seis años de prisión efectiva, al ser declarado culpable de la agresión a su hijastro – hijo de su pareja- de cuatro años de edad. De acuerdo a la investigación, el individuo actuó de manera violenta durante un tiempo aunque el hecho tomó estado público cuando el niño tuvo que ser asistido en el Hospital Zonal de Bariloche por una fractura y el sangrado de un oído.

En ese momento, efectivos de la Policía rionegrina detuvieron al sujeto, una vez que los facultativos que asistieron a la víctima denunciaron un posible caso de violencia doméstica.

Como parte de la estrategia de la defensa de Fabre, la condena fue apelada y en ese lapso judicial, el individuo se radicó en Mendoza y no pudo ser ubicado, motivo por el cual se dispuso un pedido de captura, del que fueron notificadas la Policía Federal, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, otras fuerzas policiales provinciales y la Dirección Nacional de Migraciones.

Esta semana fue detenido por la fuerza policial mendocina, debido a que fue acusado de un abuso sexual simple.

Autoridades del Servicio Penitenciario de Río Negro confirmaron que el condenado arribó hoy a Bariloche y fue alojado en el establecimiento Penal III.

Según fuentes de la justicia mendocina, la nueva causa judicial que lo involucra ocurrió en un domicilio de la calle Patricias Mendocinas, donde el detenido compartió un encuentro con una joven y otro individuo. Minutos más tarde, la chica lo denunció a Fabre por presunto abuso sexual y efectivos policiales lo detuvieron poco después.

Al brindar sus datos, teniendo conocimiento de que había un pedido de captura vigente de la justicia rionegrina, optó por aportar datos erróneos aunque pudo ser identificado correctamente gracias a dispositivos biométricos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas


Lo Más Leído