Trump despidió a Rex Tillerson

El secretario de Estado tenía varios desacuerdos con el presidente.

estados unidos

Donald Trump echó, vía Twitter, al secretario de Estado de su gobierno, Rex Tillerson (quien hace poco tiempo visitó la Argentina) y nombró al director de la CIA, Mike Pompeo, como su reemplazante, poniendo abrupto fin a la gestión del ex ejecutivo petrolero como jefe de la diplomacia del país y acelerando una caótica reestructuración del gobierno en su segundo año.

Tillerson, quien había tenido públicos desencuentros con su jefe, fue despedido horas después de regresar de una gira por África y sin mantener ninguna conversación previa con el presidente, y se convirtió así en la víctima más reciente de una Casa Blanca en efervescencia que en las últimas semanas vio la partida de múltiples funcionarios.

Te puede interesar...

Respecto del acuerdo nuclear con Irán y a otras cuestiones internacionales, Trump dijo que él y Tillerson no estaban “realmente pensando lo mismo, discrepábamos en cosas”, afirmó Trump a periodistas en la Casa Blanca antes de partir hacia California, en comentarios diplomáticos sobre una relación difícil que incluyó informaciones de prensa de que Tillerson había dicho en una conversación privada que el presidente era un “idiota”.

En sus primeras declaraciones en público tras ser destituido, Tillerson anunció que delegaría todas sus funciones en el vicesecretario de Estado, John Sullivan, y que su último día en el cargo será el 31 de marzo. Y agregó que lo más importante era garantizar una “transición ordenada”. Desde el Departamento de Estado, el funcionario saliente, un texano de 65 años, agradeció al pueblo, al personal a su cargo y a toda la diplomacia del país, pero no al presidente Trump, de quien sólo dijo que lo llamó por teléfono “después del mediodía” cuando volaba hacia California, horas después del tuit con el que anunció su salida de la administración. Además, dijo que quedaba “mucho trabajo por hacer” para responder a una consulta sobre el comportamiento y las acciones de Rusia, en lo que se interpretó como un aguijoneo a un presidente que se mostró reacio a condenar al Kremlin por interferir en las elecciones presidenciales de 2016, según concluyó la inteligencia del país.

El subsecretario de Estado, Steve Goldstein, contó que Tillerson se enteró de su despido al ver el tuit matinal de Trump, que “no había discutido el tema con el presidente y tenía toda la intención de quedarse”. Horas más tarde, Goldstein también fue despedido.

El lugar de Tillerson será ocupado por Mike Pompeo, que era el director de la CIA.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído