Un paracaídas con piloto automático que salva vidas

Creado en Córdoba, es para asistir en desastres o en accidentes.

Córdoba
Investigadores del Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba (IUA) desarrollaron un paracaídas con piloto automático que permitiría dar asistencia a las víctimas de desastres naturales o de accidentes en zonas de montaña. El sistema está pensado también para cuando debe distribuirse ayuda en diferentes locaciones, por lo que podrían lanzarse varios paracaídas en un solo vuelo de recorrida.

El prototipo lo están desarrollando investigadores del Instituto Universitario Aeronáutico de Córdoba.

“Esto sería útil para zonas afectadas por inundaciones y otros desastres naturales”, explicaron. “Todo el dispositivo fue diseñado desde cero, y cada paracaídas está pensado en base a la carga que tiene que sustentar. Ahora tenemos uno capaz de cargar de 5 a 10 kilos y la versión definitiva podrá transportar hasta 100 kilos”, señaló Cristian Alberoni, alumno de Ingeniería Electrónica del IUA. El paracaídas puede ser lanzado desde cualquier altura sin restricciones, pero se espera que sea desde una altura baja debido a las misiones para las que está pensado.

La electrónica del desarrollo de este paracaídas con autopiloto está basada en la plataforma de hardware libre de la Computadora Industrial Abierta Argentina (CIAA) y en el proyecto trabajan miembros de los departamentos de Aeronáutica y Electrónica de esa institución. El desarrollo del software del piloto automático del prototipo forma parte de la tesis de grado de Alberoni.

Actualmente están utilizando un autopiloto comercial en diversos vehículos aéreos no tripulados para hacer las pruebas de la parte aeronáutica del prototipo, mientras que para la versión definitiva estará disponible el autopiloto con plaqueta propia que incluya la CIAA y el resto de la electrónica, como el conjunto de sensores previstos.

El paracaídas permite dos modos diferentes de control, uno en el que vuela de forma completamente autónoma siguiendo coordenadas previamente configuradas y otro en el que puede ser manejado a distancia en forma radiocontrolada, publicó el autor del artículo, Matías Alonso.

Una vez finalizados los ensayos, avanzarán con la versión definitiva del sistema, que en principio no tiene prevista una versión comercial, sino que será para el uso de la Fuerza Aérea, organismo del que depende el IUA.

Si bien se han desarrollado paracaídas autónomos en otros países, tanto en el ámbito civil como militar, no hay antecedentes en la Argentina, señaló el artículo de la agencia TSS (Tecnología Sur).

Tremendo
Un doble saltó un cañón con un cohete en EE.UU.

Un doble profesional saltó un cañón del sur de Idaho a bordo de un cohete, una hazaña con la que rindió tributo a su ídolo de la infancia Evel Knievel. Eddie Braun, de 54 años, se subió al cohete apodado Evel Spirit ante cientos de personas que se reunieron en la orilla del cañón Snake River. El cohete despegó de una rampa empinada en el borde del cañón. Alcanzó una velocidad estimada de 644 km/h antes de que su paracaídas se activara, lo que permitió a Braun y al cohete aterrizar a salvo al otro lado del cañón de 427 metros de ancho. “Me siento como el jugador al que nadie conoce y que acaba de ganar el Super Bowl. Mi equipo me hizo llegar allí. Llegué a la zona de anotación. Anotamos y ganamos”, dijo Braun.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído