Un perro mató a un bebé y dejó grave a su hermanito

Conmoción en Inglaterra por el ataque animal. La madre vio todo.

inglaterra.- Una joven madre había llevado a sus hijos a una nueva ciudad pensando en el futuro, en encontrar una vida mejor, sobre todo para ellos por su corta edad. Pero, lamentablemente, todo salió mal y un hecho trágico los recibió casi al mismo tiempo de la mudanza.

La localidad de Colchester, en el Reino Unido, se vio sacudida en las últimas horas por el ataque de un perro contra dos hermanitos de 4 y 22 meses. El animal mató al menor de los niños y dejó al otro en estado grave. Tan graves fueron las heridas que le provocaron, que “le cambiarán la vida”, aseguraron los especialistas.

Todavía no se conocen las circunstancias en las que se produjo el ataque, pero el perro ya fue entregado a las autoridades de Essex y fue eutanasiado, informó Daily Mirror. El animal le pertenecía a Clare Ferdinand, la tía de los chicos. Los hermanitos habían llegado una semana antes al hogar de Clare, de 31 años, y de su marido, John Ferdinand, de 36. La pareja había accedido a recibirlos junto a su madre, Jade Rogers de 24 años, con el objeto de darles la oportunidad de que buscaran una vida mejor.

La idea, en principio, era que los tres permanecieran un tiempo en ese hogar hasta que la madre consiguiera un trabajo y los tres pudieran mudarse y establecerse en su propia casa.

Pero la tragedia se produjo antes de que la familia pudiera reubicarse en un hogar propio. Los investigadores del caso creen que el perro tuvo un ataque de celos al ver su territorio invadido. Aseguran que el animal no había tenido episodios de ataques ni tampoco había demostrado no ser sociable con las personas que llegaban de visita. El ataque fue reportado primero por los vecinos, que escucharon los gritos de los chicos y de su madre, que terminó herida por intentar apartar al perro de sus hijos en el momento de furia del animal.

Chicas atacadas por dos pitbulls

La semana pasada, en el estado de Wisconsin, Estados Unidos, dos adolescentes de 14 años fueron atacadas brutalmente por dos pitbulls que de repente aparecieron en la vereda. Todo fue capturado por la cámara de seguridad del vehículo de un agente de policía que rápidamente fue a socorrer a las chicas. El policía les disparó a los dos canes. Uno de los perros falleció y el otro fue trasladado a un hospital animal y sacrificado, a pedido de su dueño. Las chicas terminaron internadas con profundas heridas en los brazos y en las piernas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído