Un policía borracho se durmió y chocó 2 autos

Fue a las 9 de la mañana en plena Avenida Argentina.

Neuquén.- Estaba borracho, se quedó dormido y chocó a dos vehículos sobre la Avenida Argentina al 50, cuando la ciudad todavía se desperezaba a las 9:30 del domingo.

El problema es que el conductor irresponsable era un agente policial de 26 años que a esa hora manejaba su vehículo particular.

No se sabe dónde estuvo minutos antes. Él dijo que se le reventó una cubierta y que por eso perdió el control, pero cuando le realizaron el test de alcoholemia, el resultado arrojó 1,14 gramos de alcohol en sangre. Luego, los peritajes indicarían que el reventón del neumático fue posterior al choque.
La noticia, como era de esperar, se viralizó en las redes sociales y la gente no ocultó su indignación al conocer que el temerario conductor era un policía.

Fuentes de la fuerza reconocieron que se trata de un hombre de 26 años que está en las filas desde hace unos tres años, aproximadamente.

Investigación

Indicaron que a partir de este incidente se abrió un sumario administrativo interno para investigar la conducta de este agente y tomar las decisiones correspondientes. Explicaron que, al estar de franco de servicio y con su auto particular, lo exime de una pena mayor. Si hubiera chocado borracho con uniforme y patrullero, hubiera sido mucho peor.

No obstante, nadie se animaba ayer a aventurar cuál sería el futuro de este hombre. "Hay un reglamento que determina la vida de los policías, adentro y afuera de la institución. Somos funcionarios públicos", explicó ayer la fuente. Se esperaba que el agente hiciera el descargo correspondiente y en base a la investigación se decidiera una sanción. Se estimaba que la falta de ayer podría afectarle el ascenso en su carrera policial.

También se relativizó que el hombre mintiera al asegurar que el reventón de una cubierta le hizo perder el control del auto. "El puede decir lo que quiera porque tiene derecho a defenderse. Las pericias indicaron lo contrario", explicó la fuente.

Posteriormente, desde la Dirección de Tránsito, el comisario Daniel Asselborn reconoció que no es la primera vez que se detectan personas ebrias a esa hora de la mañana. "Hemos encontrado casos de gente que maneja borracha cuando son las 10 o las 11", indicó. Reconoció que el hecho de no haber mucha gente en la calle por tratarse de un domingo evitó lo que podría haber sido una tragedia.

Multa y un curso de dos semanas

Además de enfrentar el sumario interno, el agente policial que ayer se quedó dormido en estado de ebriedad y chocó dos autos en pleno centro, tendrá que pagar la multa correspondiente en el Tribunal de Faltas de la Ciudad de Neuquén y luego deberá asistir a un curso presencial de dos semanas en el municipio capitalino.
Recién cuando finalice estos trámites, podrá recuperar su vehículo particular y volver a portar su licencia de conductor, que le fue secuestrada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído