Una grieta en el blindaje de la industria petrolera

Actividad en crisis. En Neuquén hay unos 1000 operarios parados, y en Chubut y Santa Cruz el conflicto está a punto de estallar.

Por Cristian Navazo

El precio internacional del petróleo se derrumba día a día y parece no alcanzar su piso con los mercados rebalsados de oro negro y la desaceleración que empieza a mostrar China, uno de los principales motores económicos del mundo. En este contexto adverso, el blindaje que goza la industria hidrocarburífera local comienza a mostrar profundas grietas.

El precio del barril doméstico (67 dólares para Neuquén) pone en jaque el desarrollo de Vaca Muerta, que necesita de un barril que al menos supere los 80 dólares. Tal como adelantó Economía y Petróleo, YPF y Chevron planean levantar el pie del acelerador este año en el único campo donde se desarrolla masivamente el shale oil en el país. Cambiarán de estrategia y dejarán de perforar pozos verticales para apostar por los horizontales, que son más caros pero tienen mayores caudales de producción. Eso se traducirá en la realización de menos perforaciones y, por ende, se requerirán menos equipos y una reducción del personal.

El gobierno provincial considera que con los nuevos proyectos exploratorios anunciados entre el año pasado y este se debería compensar el nivel de actividad y que se mantendría el flujo de inversiones de 2015. El horizonte más optimista está en el desarrollo de proyectos gasíferos una vez que Nación defina los nuevos precios en boca de pozo.

28,87 El barril de petróleo Brent se recuperó ayer un 1,12 por ciento, mientras que el WTI continuó con la tendencia a la baja al cerrar a 28,46 dólares, es decir un 3,26 por ciento menos.

Sin embargo, entre las empresas prestadoras de servicio reina la pesadumbre. El secretario de la Cámara Empresarial Industrial Petrolera y Afines (CEIPA), Ricardo Celli, señaló ayer que las firmas pequeñas están "en caída libre" desde el 2014.

"Hoy estamos con una coyuntura internacional que agrava más la situación. O sea, por ahí pudimos mejorar internamente las expectativas, pero el factor de la baja internacional, la inyección de petróleo en el mercado internacional de Estados Unidos, más la inminente liberación de los 2 millones de barriles que Irán puede volver a inyectar en el mercado, va a hacer que nos encontremos en la situación del año 2008-2009", indicó el empresario en diálogo con LU5.

En chubut hay 3500 petroleros parados y se habla de 5000 despidos inminentes. Hay cruces con nación.

Según Celli, en la cuenca neuquina hay más de 2000 puestos de trabajo en riesgo. Indicó que su empresa tiene 45 empleados que desde abril del año pasado vienen sosteniendo sin producir. "En función de tratar de evitar los despidos, se está trabajando en conjunto entre el sindicato e YPF para poder ver la reubicación, la relocalización de este personal en algunas actividades que necesiten personal", agregó.

El secretario de CEIPA agregó que YPF reestructuró sus operaciones para reducir costos, y que el ajuste golpea a las prestadoras de servicios y proveedores.

Comentó que en Neuquén hay 9 equipos de perforación en stand by desde diciembre y un monto similar de work over, con lo cual hay más de mil petroleros en sus casas.

Celli planteó la gran duda: ¿hasta cuándo se podrá seguir sosteniendo la cotización del barril interno a más del doble del internacional si continúa la baja global del barril?

"Por más que tengamos un precio sostenido interno, la plata sigue siendo nuestra, sigue siendo de los neuquinos o de los argentinos. ¿Quiere decir que vamos a subsidiar un barril más alto para sostener el empleo? Me parece que lo que tenemos que hacer es ver cómo re direccionamos el empleo, no subsidiarles a las empresas a un barril más elevado. Y hay que buscar una reingeniería ahí, que de hecho lo está haciendo el gobierno nacional con los distintos sindicatos", comentó.
Añadió que las operadoras "van a tener que hacer una reingeniería, y generar nuevamente la matriz de producción petrolera. El tema es que hoy por hoy fue un baldazo de agua fría bajarla baja a 30 dólares el barril".

Indicó que a diferencia de la crisis de 2008 y 2009, ahora el Estado tiene una herramienta fundamental como YPF para sostener la actividad. Recordó que "en ese momento a Repsol lo que le interesaba era su cuota económica, y vació los yacimientos, extinguió los pozos por encima de las cotas autorizadas por Medio Ambiente, y se llevaron la plata afuera, y no hubo reinversión. Acá lo que se está tratando de hacer es retener las inversiones, para poder lograr la sustentabilidad". "Yo le tengo mucha esperanza de que en un breve plazo, que no va a ser antes de junio, julio, estemos viendo una rueda que se empieza a mover de otra manera", dijo.
Gremios en alerta

El gremio de los Petroleros Privados de Neuquén tiene en marcha negociaciones con las compañías y con Nación para evitar despidos. Una de las salidas a la crisis está en la explotación de yacimientos de gas. Por ahora las tratativas que encabezan Guillermo Pereyra y Ricardo Astrada se producen en un marco de diálogo sin conflicto.

Diferente es el caso de Chubut, donde la crisis es alarmante, ya que gran parte del crudo se exporta a precios internacionales y la actividad de perforación está paralizada. Según los gremios, Pan American Energy, YPF, Sipetrol y Tecpetrol pararon 58 equipos y hay 3500 puestos de trabajo en peligro de empleados de San Antonio Internacional, SP y DLS Argentina.

Hoy el gobernador del Chubut, Mario Das Neves, y dirigentes petroleros se reunirán con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el titular del Ministerio de Energía, Juan José Aranguren, para conocer la respuesta al pedido de compensación que realizaron para la exportación del petróleo que se produce en la cuenca.

"Nosotros nunca nos hemos fijado de los subsidios del transporte y la energía en años, los chubutenses siempre han vivido de su trabajo, de un tercio que nos mandó siempre Nación, ahora es lógico que exijamos que en una coyuntura como esta la Nación responda", indicó Das Neves.
Los gremios habían dado un ultimátum a gobierno de Mauricio Macri para obtener una solución, bajo la amenaza de cerrar los ductos. La fecha límite es hoy. Voceros del ministro Aranguren dejaron trascender que Nación importará nafta y crudo si eso sucede.

El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, redobló la apuesta al responder que "esto no debe generar ningún tipo de pánico". "Si llegara a ser de esa manera, preferimos que el petróleo que se quede en Chubut y venderlo cuando tenga mejor precio, no que se lo sigan llevando como se lo están llevando, y nosotros quedarnos con 5 mil desocupados", advirtió.

El secretario general de los Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral, José Llugdar, exhortó a los gremios a "hacerse escuchar" y regionalizar el reclamo. "No es Chubut únicamente, ni una localidad. Aquí el problema lo tenemos también en Santa Cruz y Tierra del Fuego. Esto nos une, aquí estamos todos juntos en esta lucha que nos está tocando a todos", dijo.

La situación es apremiante y no se vislumbra un repunte de los precios del crudo para este año.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído