Una mirada sueca sobre la legalización del aborto

Sten Axelson Fisk, presidente de la organización Médicos Socialistas, brindó ayer una charla acerca de la experiencia de Suecia, donde el aborto está legalizado desde 1975.

Neuquén > “Con la penalización del aborto no se reduce el número de abortos que se realizan sino que lo que se reduce es la seguridad de la mujer”, señaló el presidente de la organización sueca Médicos Socialistas (Socialistiska Läkare), Sten Axelson Fisk, quien brindó ayer una charla acerca de la experiencia de Suecia, donde el aborto está legalizado desde 1975.
Fisk señaló que en los últimos años en Suecia, donde la población alcanza los 9 millones de habitantes, se practicaron entre 35 y 38 mil abortos anuales. Dijo que en Argentina, según la información con la que cuenta, "son unos 500 mil abortos". "Los abortos en Argentina son mucho más frecuentes aunque esté penalizado", agregó.
En Suecia el aborto está legalizado desde 1938, aunque, para casos puntuales donde corriera peligro la vida de la madre, desde 1975 la ley vigente establece que la mujer puede decidir libremente la interrupción del embarazo hasta la semana 18.
Fisk sostuvo que como en su país está legalizado desde hace casi 40 años, no se encontraron con mucha discusión o resistencia porque se dio una aceptación mayoritaria.
Comentó que la práctica del aborto en Suecia está incluida en la seguridad social, el costo es como cualquier consulta médica, una parte lo paga la persona pero es ínfima. “Ahora tenemos un gobierno derechista que está haciendo recortes presupuestarios en Salud y aumentando la parte que le corresponde a los ciudadanos. Eso para los sectores más vulnerables es un problema”, explicó.
Fisk relacionó el derecho al aborto a la situación económica y ejemplificó el caso de España donde a su entender el gobierno está tratando de crear una sociedad más “autoritaria”. “Es como reducir el rol de la mujer a un rol meramente reproductivo al prohibir el aborto”, agregó.
Según comentó, no se puede comparar la influencia de la iglesia en Suecia como en Argentina o el resto de América Latina.
“La iglesia es la mayor fuerza que se opone al aborto acá. En muchas partes del mundo los mismos grupos que se oponen al aborto son los que están a favor de la pena de muerte”, reflexionó.
Consideró que, a pesar que se da una brecha entre la ley y la práctica, la Argentina se está acercando a la legalización. “Hay semejanzas a la situación en Suecia de los años previos a la legalización".

Deja tu comentario


Lo Más Leído