El clima en Neuquén

icon
16° Temp
27% Hum
La Mañana cama

Una profesora murió tras rogar por una cama UTI

La docente pedía ayuda todos los días por Twitter: cuando lo logró, fue tarde. Ocurrió en la India.

Suplicó por una cama en el área de Terapia Intensiva a través de Twitter, pero de nada sirvió. Una profesora asistente de 38 años murió de COVID-19 apenas 10 días después del fallecimiento de su madre también de coronavirus.

Nabila Sadiq murió por la enfermedad una semana después de dar positivo en el hospital de Faridabad, en India. Y unos pocos días después de que su madre Nuzhat, de 76 años, presentara complicaciones derivadas del mal. Su padre Sadique, de 80 años, tras ser hospitalizado también por coronavirus fue dado de alta y está en cuarentena domiciliaria. Con el profundo dolor de haber perdido a sus dos amores.

Te puede interesar...

Los días previos a su partida, la académica de la universidad Jamia Millia Islamia, en Nueva Delhi, había comenzado a publicar una serie de tuits sobre a situación en el país y al final, un desesperado pedido por un lugar en la unidad de Ciudados Intensivos.

-23 de abril. "Demasiadas muertes de conocidos en un día".

-24 de abril. "Gente demasiado joven y conocida muriendo por falta de oxígeno. Todos los días me despierto con una noticia de muerte. Demasiado para el estado mental. ¿Cuándo terminará esto?".

-26 de abril. "Ore para que la salud mejore para mañana. Afortunadamente, la fiebre se ha reducido mucho. Solo esta garganta".

-1° de mayo. "Oren por mí y por los padres, por favor. Navegamos"

-2 de mayo. "A este ritmo, nadie sobrevivirá al menos en Delhi".

-4 de mayo. "¿Alguna cama de UCI lleva? Para mí".

-4 de mayo. "Entendido"

Después de ser rechazada en tres hospitales, Nabila consiguió por fin una cama. Pero ya era demasiado tarde para sus dañados pulmones y murió. Allegados a la mujer de 38 años contaron que al momento de la internación en el Hospital Fortis en Faridabad, sus niveles de oxígeno cayeron al 32 por ciento.

Los médicos de Nabila contaron que no respondía a los medicamentos ni al tratamiento. Y que murió alrededor de las 11 de la noche del lunes 17, informa el Indian Express. Mientras estaba en el hospital, a Nabila tampoco se le informó que su madre había muerto diez días antes.

Mohammad Sadiq, de 86 años, es el padre de Nabila y profesor jubilado que enseñó en la Universidad Musulmana de Aligarh. Hoy mira dos fotografías en la pared: la de su esposa Nuzhat y la de su hija Nabila. "Soy un cadáver andante", dice el ex profesor. "Cuando murió mi esposa pensé que tenía a mi hija. Ahora todo lo que tengo son recuerdos". Y el golpeado docente cerró con profundo dolor: "Creo que amaba más a su madre y se fue con ella, dejándome solo aquí".

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.04347826087% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
8.695652173913% Me aburre
78.260869565217% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario