Vaca Muerta no muere: van por una facultad petrolera

Centenario quiere que se abran carreras vinculadas a la industria.

Adriano Calalesina
adrianoc@lmneuquen.com.ar

El fenómeno de Vaca Muerta, a pesar de la crisis petrolera, aún sigue dando sus coletazos. Tanto es así que las carreras universitarias relacionadas con esa industria quieren implementarse a toda costa en esta localidad. Primero fue el reclamo histórico de vecinos por tener una sede de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) y después, tras la presión de un grupo de padres, la apertura de una nueva escuela técnica, la EPET 22, que empezará las clases este año con la orientación en hidrocarburos, pero aún sin un edificio propio.
Sin embargo, el debate es bastante más viejo aunque en estos meses se ha intensificado y muchos vecinos comenzaron a pedir carreras universitarias relacionadas con este nuevo impulso económico.
Por tal motivo, hace unos días el intendente Esteban Cimolai se reunió con autoridades de la Universidad de Flores (Uflo) para gestionar una sede universitaria.
"La idea es tratar de instaurarse a largo plazo en la localidad, tener presente la realidad de Centenario. En principio, hablamos mucho de las carreras de Seguridad e Higiene y Administración. Tenemos cinco parques industriales que se vienen planificando de una manera desarrollada y necesitamos ese tipo de carreras relacionadas con los hidrocarburos", manifestó el jefe comunal.
Destacó que de los 10 establecimientos secundarios que hay en la ciudad, ninguno de ellos tiene una carrera universitaria para seguir, salvo el Instituto de Formación Docente 9, de donde salen los maestros de grado.

La mayoría quiere la UNCo
La llegada de nuevas carreras trajo también la polémica por la universidad pública. Es que no todos pueden acceder a las cuotas que hay que pagar para estudiar una carera privada, que puede rondar los 4 mil pesos mensuales, más los permisos de examen, inscripción y otros aranceles.
Por esta razón, desde hace tiempo un grupo de vecinos solicita que se radique una sede de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) en la ciudad, para que los alumnos no tengan que pagar aranceles universitarios ni tampoco migrar hacia otras localidades.
"Vemos bien la iniciativa, pero queremos que las carreras sean gratuitas", resumieron los vecinos en los comentarios de las redes sociales.
Hace varios años, el Concejo Deliberante había declarado de interés la llegada de nuevas carreras y la construcción de una sede universitaria pública. El lugar propuesto para el asentamiento era el viejo edificio del hospital, donde actualmente hay una clínica. También, los integrantes de la biblioteca popular Jorge Fonseca (comprometida con la educación pública), que trabajan activamente en la cultura, habían solicitado que se diera curso a otras carreras, pero humanísticas, como Antropología. Sin embargo, el pedido nunca fue escuchado.


8000 personas viven ligadas al petróleo en forma indirecta.


Una ciudad que vive de la actividad hidrocarburífera

El trabajo petrolero, más allá de la crisis actual en este marco de suspensiones, es vasto en la localidad. Sólo en YPF trabajan unas 849 personas, según se informó oficialmente desde la empresa. Todos viven en Centenario y forman una cadena económica de importancia en la ciudad.
A este número hay que sumarle las familias que trabajan en otras compañías petroleras como las de servicios especiales (hoy amenazadas por las rotaciones y suspensiones) o empresas de menor rango. La ecuación termina en que una gran parte de la ciudad vive del mercado petrolero y necesita capacitación a futuro para volver a insertarse o para conservar el empleo.
El año pasado, la carrera más elegida por la universidad pública de la región fue Ingeniería, por el boom que implicó la propaganda de Vaca Muerta. Sin embargo, este año el panorama cambió y muchos se inclinaron por Medicina, que hasta ahora es la más elegida.

Seguridad e Higiene
Si bien la crisis que actualmente golpea a la industria petrolera frenó las expectativas de muchos jóvenes de ingresar a empresas, desde hace más de 20 años que egresan alumnos de institutos privados o de la misma UNCo en carreras como Seguridad e Higiene, un título que llevó a muchos jóvenes a tener un empleo seguro en las empresas desde hace años y que ahora ocupan puestos privilegiados en la industria.
Pero estudiar para muchos no es fácil y ante la falta de ofertas en la ciudad, muchos tienen que mudarse o viajar hasta Neuquén o directamente a otras provincias, como Mendoza, Córdoba o La Plata.



Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído