LMNeuquen Series

25 años de Friends: la serie más icónica de la comedia americana

Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt Le Blanc, Matthew Perry y David Schwimmer marcaron la televisión con una ficción que quedó en el recuerdo de millones de personas.

Por Sofía Sandoval - ssandoval@lmneuquen.com.ar

El 22 de septiembre de 1994 se emitió en la cadena NBC el primer episodio de la serie Friends, que es considerada por muchos como la mejor sitcom de la historia de la televisión. Su concepción surgió de una apuesta del canal por emitir un contenido distinto a las típicas comedias familiares, aunque sin sospechar que crearían un fenómeno mundial que perduró por más de dos décadas y que tuvo su regreso entre los millenials gracias a la plataforma Netflix.

Te puede interesar...

25 años atrás, la noche se volvió atípicamente fría en la cálida California. Eran las cuatro de la mañana y seis actores jóvenes y desconocidos se metieron en una fuente de los estudios de la Warner Bros., de Burbank, para rodar la escena inicial de una serie que era solamente una apuesta. Vestidos de blanco y negro, Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt Le Blanc, Matthew Perry y David Schwimmer ensayaron poses algo ridículas frente a una fuente olvidada de los estudios para darle rienda suelta a una leyenda.

La serie, que fue titulada originalmente como Insomnia Café y luego Friends Like Us, fue ideada en 1993 por David Crane y Marta Kaufmann, quienes pensaron en contar la historia de seis veinteañeros que vivían en Manhattan tras finalizar la universidad, y que debían hacer frente a los desafíos de la vida adulta. A lo largo de 10 temporadas, Rachel, Monica, Phoebe, Joey, Chandler y Ross enfrentan altibajos en su vida profesional, amorosa y financiera, pero sostienen un fuerte vínculo de amistad que les hace sobrepasar sus malos ratos con una especie de familia sustituta.

Los ejecutivos del canal destacaron la cuidada creación de cada personaje, por lo que la eligieron frente a otras propuestas similares. En una reciente entrevista, la actriz Courteney Cox relató el momento en que el director de los primeros episodios, Jim Burrows, los llevó a todos a los casinos de Las Vegas y les ofreció dinero para apostar en las mesas de juego. Les aclaró que era la última vez que podrían salir en público sin ser reconocidos y, aunque ellos no le creían del todo, terminaron por convertirse en verdaderas celebridades y en los actores de televisión mejores pagos hasta ese momento, ya que llegaron a cobrar un millón de dólares por episodio en las últimas temporadas.

Embed

***

Cualquier fanático de la serie recuerda el nombre del Central Perk, la cafetería donde transcurre la primera escena del piloto y que se convirtió luego en uno de los escenarios recurrentes de distintos momentos la tira. Sin embargo, los creadores de Friends pensaron en ubicar las escenas en un restaurante, ya que consideraban la tienda de café como un espacio demasiado moderno, justo antes de que la cadena Starbucks se convirtiera en un gran imperio internacional.

Al día de hoy, los estudios de la Warner Bros. recrearon en sus instalaciones de Burbank una cafetería similar a la del plató, donde cientos de miles de fanáticos se apiñan para sacarse una foto con los tazones grandes y el antiguo sillón naranja, que los productores rescataron de un depósito y que tuvo que ser reconstruido para ser usado durante 10 temporadas.

Las réplicas de ese mismo sillón serán distribuidas este mes por distintos puntos del mundo, como el Empire State de Nueva York, un bar de Palermo, en Buenos, y otras locaciones de México y países europeos, con el objetivo de celebrar los 25 años de la emisión del programa.

friend-central-perk.jpg

Aunque la mayor parte de la serie transcurre en Nueva York, lo cierto es que los seis protagonistas nunca filmaron escenas realmente en la Gran Manzana. Todos los momentos de Friends, incluso las escenas de exteriores, fueron filmadas en los estudios de California, pero la serie utilizaba planos de los rascacielos de Nueva York para ubicar a los personajes en la gran ciudad.

Entre ellos, se mostraba un edificio donde supuestamente se ubicaban dos de los departamentos más importantes de la tira: el de paredes moradas de Monica, en el que vivieron todos los personajes en algún momento de la serie, y el que compartían Joey y Chandler, primero, y Joey y Rachel, después. El edificio está ubicado en el Greenwich Village de Nueva York, un barrio bohemio que los personajes mencionan como su lugar de residencia.

La construcción de ladrillos claros y las típicas escaleras de incendios neoyorquinas tiene en la planta baja un café pintado de rojo en el que supuestamente se ubica el Central Perk. Sin embargo, en el espacio funciona otra cafetería llamada “The Little Owl”, y la esquina suele mostrar un gran número de fanáticos que se acercan a tomarse una foto con el famoso edificio, ubicado en la esquina de Bedford y Grove Street.

Aunque la serie ya tiene 25 años de edad, hay jóvenes que nacieron después del estreno y que disfrutan de los episodios gracias a su llegada a las plataformas de streaming. Si bien son muy pocas las escenas que involucran tecnologías como las computadoras portátiles o la telefonía celular, e incluso se pueden ver artículos más vintage como cassetes o VHS, los jóvenes adoptaron la serie al punto tal que muchas empresas comenzaron a producir merchandising para aprovechar este regreso de los noventa.

Puede que la falta de teléfonos táctiles o de televisores inteligentes dé cuenta de la edad de la serie. Sin embargo, los guiones fueron, en muchos casos, adelantados a su tiempo. Y ofrecieron escenas que hoy pueden ligarse a los movimientos feministas o al respeto hacia el matrimonio igualitario o las personas transgénero.

Por ejemplo, la ex esposa de Ross lo deja al darse cuenta de que es lesbiana y, aunque este hecho se toma como una broma durante la serie, el casamiento de ambas mujeres y la crianza que hacen las dos de Ben, el hijo que Carol tuvo con Ross, siempre es narrada con total naturalidad y con respeto. El padre de Chandler, por ejemplo, se divorcia de su mamá para convertirse en una actriz transgénero que tiene un show en Las Vegas. Aunque la historia busca producir las risas de los espectadores, hay escenas que muestran el amor que mantienen padre e hijo y cómo Chandler termina por aceptar la decisión de su papá trans.

A su vez, hay frases como la que pronunció Rachel, “Sin útero, sin opinión”, que se utilizan hoy en día como bandera para las campañas a favor del aborto. Tanto su decisión de trabajar para no tener un matrimonio infeliz con un hombre que la mantenga como su apuesta por ser madre soltera reflejan otros aspectos de la fortaleza de la mujer en el programa.

Sin embargo, la serie fue blanco de muchas críticas por las mismas escenas, a las que consideraron ofensivas hacia los homosexuales, así como por la falta de actores o extras que no sean blancos. Atentos a esos comentarios y con el rodaje aún en marcha, los productores decidieron hacer un cambio de rumbo y en las últimas temporadas se puede ver una mayor participación de extras y personajes invitados que son afroamericanos. Entre ellos se ubica Charlie, una reconocida científica que es codiciada tanto por Joey como por Ross.

La mayoría de las críticas hacia los mensajes de la serie se dan cuando se analizan los contenidos sin ubicarlos en su contexto histórico. Aunque ahora resulte ofensivo que Joey tenga tantas citas, o que no llame a sus amantes al día siguiente, gran parte de los programas de los noventa tenían mensajes de este tipo porque aún no existía un debate de época que cuestionara esos discursos.

***

Con el paso de las temporadas, la serie se convirtió en un verdadero fenómeno de masas y los seis actores ya eran grandes celebridades que aparecían en publicidades, entregas de premios y portadas de revistas famosas como la Rolling Stone, en la que hicieron varias producciones. La actriz Jennifer Aniston aseguró que reconoció el impacto de la serie cuando un paparazzi la siguió durante decenas de cuadras para fotografiarla comprando papel higiénico.

Con la exposición que tenía el programa, muchas estrellas de Hollywood quisieron ser parte del fenómeno, por lo que en algunos de sus 236 capítulos aparecen figuras de la talla de Bruce Willis, Robin Williams, Jean Claude Van Damme, Reese Witherspoon y Susan Sarandon.

En otros casos, las participaciones llegaron porque los actores principales tenían vínculos sentimentales con intérpretes famosos. Por ejemplo, Julia Roberts filmó una escena cuando tenía una relación con Matthew Perry y en uno de los capítulos más recordados aparece Brad Pitt, que en ese entonces estaba casado con Jennifer Aniston y que decidió aparecer en un capítulo porque era fanático del programa. Para la gracia de muchos, el galán interpretó a Will, un antiguo compañero que odiaba a Rachel en el colegio secundario.

***

El último episodio de la serie se emitió el 6 de mayo de 2004 y tuvo una audiencia de 52 millones de espectadores sólo en Estados Unidos, lo que convirtió al capítulo en el más visto de la televisión por un lapso de seis años.

Aunque las escenas de Friends solían filmarse con público, algunas partes de este último episodio se grabaron en privado para evitar que se filtraran datos del final. Los seis actores se mostraron satisfechos con el resultado y comentaron que reunieron para ver juntos la última entrega.

Una vez que finalizó el programa, los productores decidieron continuar el éxito de Friends con la serie Joey, que seguía la vida de uno de sus personajes que se mudaba a Hollywood con el objetivo de triunfar en el mundo del cine. Sin embargo, la serie no tuvo la respuesta esperada del pública y fue cancelada rápidamente.

Embed

Los seis actores de la serie, ya famosos y acaudalados, continuar por distintos caminos. Tras el fracaso de Joey y después de tomarse un tiempo libre, Matt Le Blanc regresó con honores al mundo del espectáculo a partir de su participación en el programa Top Gear y en la serie Episodes, donde se interpreta a sí mismo.

David Schwimmer se dedicó al teatro y la dirección, pero también tuvo una destacada participación como el abogado Robert Kardashian en la serie American Crime Story, en la temporada que trata sobre O. J. Simpson.

El proyecto más exitoso de Courteney Cox tras la emisión de Friends fue la serie Cougar Town, que se emitió entre 2009 y 2015. Por su parte, Matthew Perry tuvo una serie de intentos frustrados por regresar a la televisión, con series como Studio 60, Mr. Sunshine y Go On, que duraron apenas una temporada.

Lisa Kudrow, por su parte, tuvo varias participaciones en películas y un éxito moderado con la serie Web Therapy. Sin embargo, fue Jennifer Aniston la que logró mayor reconocimiento tras el show, no sólo por su divorcio con Brad Pitt, que la colocó en las portadas de todas las revistas, sino por su fructífera carrera en la gran pantalla. Tras la finalización de Friends, se convirtió en pareja de ficción de los principales cómicos del momento como Adam Sandler, Owen Wilson, Ben Stiller y Jim Carrey, en películas como Mi Novia Polly, Bruce Todopoderoso, Viviendo con MI Ex y Marley y yo.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
94.444444444444% Me gusta
0% Me da igual
5.5555555555556% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario