A CALF le rechazaron el plan de pago

La cooperativa quiso ponerse al día en 80 cuotas, pero Cammesa rechazó la propuesta. Debería $700 millones el mes que viene.

La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) rechazó la propuesta de un plan de pago a la Cooperativa CALF, la prestadora del servicio en la capital provincial, una de las empresas que debe un monto millonario en concepto de energía.

Según pudo saber este suplemento, la cooperativa había planteado la posibilidad de devolver su deuda en unas 80 cuotas. Sin embargo, recibió un dictamen desfavorable de parte de la administradora del mercado eléctrico, según informaron las fuentes consultadas.

En este contexto, la deuda podría llegar a unos 700 millones de pesos el mes que viene, añadieron las mismas fuentes, que dieron a conocer la crítica situación en la que se encuentra la entidad.

Según dio a conocer a principios de mes el presidente de la cooperativa, Carlos Ciapponi, CALF tiene unos 37 mil deudores, que representan a más de un tercio del total de los más de 90 mil asociados de la entidad.

Cuando habló del grado de morosidad, el titular de la cooperativa también aclaró que en algunos casos se recurrió al corte del servicio y que, según el contrato de concesión, tienen la facultad de hacer hasta 7 mil cortes, aunque no está previsto realizarlos todos.

La situación de CALF es sumamente compleja. Ciapponi encabezó algo así como una rebelión en oposición al pago de los aumentos establecidos por el gobierno nacional, en medio de cuestionamientos a una tarifa que superó el 2000% de aumento en cerca de tres años. No obstante, pidió en el Concejo Deliberante la aprobación de un incremento.

Cammesa dio a conocer un informe en el que sostiene que en febrero la cooperativa neuquina dejó de pagar el precio actual de la energía.

Ahora hay un pedido pendiente de aprobación por parte del poder concedente, el intendente Horacio Quiroga, quien sostiene que si la cooperativa traslada el aumento a la tarifa, está dispuestos a promoverlo para su aprobación.

Como cuestión de fondo también está en juego la situación de una prestadora de servicio histórica, que de buenas a primeras se encuentra en una contexto de morosidad que la pone contra las cuerdas.

Días atrás, CALF, a través de su abogado Juan Kairus, participó de la primera audiencia de conciliación en Buenos Aires con el objetivo de llegar a un acuerdo respecto del aumento de la luz.

Cammesa había intimado a CALF a aplicar la suba, a través de un incremento en el precio de la energía que la cooperativa no está dispuesta a trasladar a la boleta que pagan los usuarios, aduciendo que esto haría colapsar el sistema.

Lo que pretende la cooperativa neuquina es tener el mismo tratamiento que Cammesa les da a los demás deudores, con créditos a 10 años y tasas del 8%, como ocurre con Edenor, Edesur y casi el 80% de las distribuidoras del país.

Precisamente, es lo que le acaba de rechazar la entidad administradora y que plantea tensiones en el servicio hacia adelante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario