A casi 4 años, la tragedia de la Coope continúa vigente

Familiares pintaron grafitis en la esquina que blanquearon. No quieren reapertura.

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Pasaron casi cuatro años del derrumbe de la Cooperativa Obrera y la esquina fatídica sigue siendo un campo de batalla entre los que quieren dejar la tragedia en el pasado y los que no se resignan a olvidar. El dueño del edificio, Néstor Guerrero, blanqueó la fachada días atrás. Enojados, familiares de las víctimas cubrieron otra vez los muros con carteles y leyendas. Los vecinos de la cuadra los respaldan, aunque también desean recuperar la actividad comercial que había antes de la tragedia.

Día El edificio de la Cooperativa Obrera se derrumbó el 25 de octubre de 2012.

Por estos días, el edificio de Godoy y Ortega y Gasset está en plena remodelación. Nada queda de los escombros del antiguo supermercado y los 10 departamentos del piso superior. En la ochava, los ventanales tienen las persianas cerradas, mientras adentro trabajan con intensidad los electricistas.

Los arreglos en el edificio comenzaron en diciembre, apenas terminó la demolición. Hace dos semanas, blanquearon la fachada, borrando los grafitis que habían dejado los familiares de las siete víctimas fatales. Ayer, la esquina amaneció cubierta nuevamente con pintadas y carteles.

“Yo estaba trabajando cuando pintaron, fue la familia de la parejita que murió, Lorena y Evans”, comentó Emilia, una de las comerciantes de la esquina. Los parientes de las víctimas llegaron a las 21, cuando muchos locales estaban aún abiertos. Sin esconderse, volvieron a colocar afiches exigiendo justicia y recordaron en grandes letras rojas: “No se muere quien se va, sólo se muere quien se olvida, y nosotros no olvidamos”.

Para los que viven y trabajan a pocos metros del edificio, esa reacción de los familiares es comprensible. Muchos de ellos fueron testigos directos de la tragedia y aún no pueden hablar de lo que pasó sin que se les quiebre la voz. Aunque Guerrero logró un acuerdo judicial, el dolor sigue vivo.

Donde antes funcionaba la Cooperativa, hay ahora un gran salón vacío con columnas. Se ingresa por el portón principal y por una puerta con rejas ubicada sobre Godoy, junto a la ex sucursal del Banco Provincia.

Entre los vecinos de la cuadra, la versión más fuerte es que alquilarán el inmueble para Desarrollo Social. Algunos indican que será una sede del Municipio y otros señalan como inquilino al gobierno provincial.

Fernanda, encargada de una tienda de ropa, explicó que muchos se solidarizan con los familiares porque “quedamos todos shockeados”. Señaló que, “aunque dicen que va a estar Desarrollo Social, lo importante es que el alquiler va a seguir siendo para el mismo dueño y hay cosas que no se borran, no pueden hacer como que está todo igual con siete muertos”.

Ayer, la esquina volvió a ser el centro de las miradas. Varios comerciantes comentaron que les gustaría poder dejar atrás la tragedia y que la cuadra se vuelva a llenar de movimiento. Pero todos coinciden en que eso será difícil mientras la herida siga abierta.

FRASES
“Entiendo el dolor de ellos porque nadie va a reemplazar a sus familiares, pero no sé qué decir ya. En algún momento esto se tiene que activar otra vez, porque es una zona comercial”.
Emilia Comerciante de la calle Godoy
“La herida de la familia es lógica. Me parece que no es agarrársela contra un inmueble que no tiene nada que ver, aunque habría que estar en el pellejo de ellos, con el dolor que tienen”.
Teresa Vecina de la misma cuadra
“Pasaba en el momento en que cayó el techo y todavía, cuando paso a diario por acá, me vienen a la memoria las personas que fallecieron. Yo me digo ‘bueno, a otra cosa, dejemos a otra gente trabajar ahí’, pero también comprendo a los familiares”.
Norma Vecina de la calle Ortega y Gasset

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído