Afirman que habrá una gran "ratada" que se extenderá hasta el 2014

Un informe del Parque Nacional Lanín advirtió que se producirá un crecimiento desmedido de roedores durante fines del otoño y el invierno. Los valles ubicados entre los lagos Ñorquinco y Moquehue, en el denominado Circuito Pehuenia, son los que presentan mayores riesgos para las personas de contraer la enfermedad del hantavirus.

En octubre de 2012 se detectó por primera vez una floración masiva en la zona norte del Parque Nacional Lanín.
 
San Martín de los Andes >
Un informe elaborado por el Parque Nacional Lanín afirma que la floración de la caña colihue que se produjo en octubre del año pasado “va a coincidir con la producción más alta de semillas de araucaria de los últimos treinta años”, por lo que la oferta de alimento para los  roedores “será mucho más extraordinaria” y, como consecuencia, la “ratada” en estos sectores podría ser “de mayor intensidad o más prolongada en el tiempo” que lo registrado en las experiencias anteriores. El documento advierte que el fenómeno se produciría en la zona norte del Parque Nacional Lanín.
Los especialistas afirmaron que en octubre del año pasado se detectó por primera vez la floración masiva de la caña en la zona norte del Parque Nacional Lanín. Posteriormente se recibió información de las seccionales en las cuencas Huechulafquen, Paimún y Curruhue, “la cual permitió confirmar que los sectores con caña que habían quedado sin florecer, o que florecieron parcialmente en el año 2000, están también florecidos”.
A su vez, personal técnico de la provincia del Neuquén de la Dirección de Áreas Naturales Protegidas y del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN) informó que la caña fuera del parque y hacia el Norte hasta Villa Pehuenia también estaba florecida.
Aseguran que las flores de caña aparecieron en octubre de 2012 y las semillas  terminaron de madurar en febrero de este año, cuando comenzaron a estar disponibles para los roedores. A esto sigue que de marzo a junio de este año, los roedores continuarán su actividad reproductiva, situación que usualmente no ocurre, y se producirá la “ratada” durante fines del otoño y en el invierno, con el pico de abundancia de roedores en el período julio-agosto.
Además, afirman que desde septiembre y durante toda la primavera de 2013 se observarán en los lagos grandes (Quillén, Rucachoroy y Ñorquinco) “cientos de miles de roedores ahogados dentro del agua y en sus playas, en especial en bahías y sitios que usualmente acumulan material por el viento y el oleaje”.
Los especialistas comentaron que en enero de 2014 se espera la ocurrencia de una segunda ratada, esta vez de la rata de agua (Rattus rattus), en particular en zonas con caña donde existan pobladores.
En tanto, la directora de Epidemiología de la provincia, Adriana Feltri, confirmó la evaluación realizada por los especialistas del Parque Nacional Lanín, indicando que la alerta por esta floración y sus posibles consecuencias continuará hasta el 2014 porque la floración se da por sectores.
El informe indica que cerca de unas 70.000 hectáreas se encuentran con caña florecida, unas 58.000 en forma masiva y cerca de 12.000 hectáreas en forma de parche, siendo las cuencas de los lagos Tromen, Quillén, Rucachoroy y Ñorquinco las que presentan “importantes extensiones de caña florecida masivamente”.
A esto se suman los sectores donde hubo floración en el año 2000, “pero cuyo remanente ahora floreció que son Huechulafquen, el valle de Hueyelthué, el oeste del lago Paimún y los faldeos de los lagos Curruhue Grande y Curruhue Chico”.
En estas zonas, señala el informe del Parque Nacional Lanín, se presenta caña florecida “en el remanente de parches aislados que quedaron verdes en la última floración hace doce años”.
Los lugares donde se encuentra la caña florecida “masivamente” son los valles ubicados entre los lagos Ñorquinco y Moquehue, en el denominado Circuito Pehuenia. Los especialistas explicaron que seguramente las villas Lago Moquehue y Pehuenia tengan caña florecida. “Posiblemente esté florecida la caña en los faldeos con exposición sur en las comunidades Chiquilihuin y Aucapán, y en la cuenca del lago Tromen”, agregaron.

Un término, una preocupación

Te puede interesar...

El término "ratada" se utiliza para señalar el crecimiento desmedido de la población de roedores. Un fenómeno que ocurre como respuesta a la abundancia de un recurso determinado, normalmente producto de bondades climáticas excepcionales. Durante las semanas o meses que duran estas ratadas, los roedores invaden literalmente todo, incluyendo habitaciones, caminos y hasta vehículos. Lucen bien alimentados (grandes y pesados), aunque con su conducta alterada, intentan escapar de una situación en donde manda la agresividad entre congéneres.
La preocupación reside en que se sabe que estos roedores pueden traer consigo algunas enfermedades con potencial de transmisión a los humanos, por caso, el hantavirus.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído