Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número par (0, 2, 4, 6, 8)

LMNeuquen

"Nada puede impedir la floración masiva"

Neuquén > El biólogo del Centro de Ecología Aplicada del Neuquén (CEAN), Martín Monteverde, explicó que la caña colihue es una especie de bambú nativa de Neuquén, propia de los bosques andino-patagónicos.
“Experimentan  un florecimiento masivo aproximadamente cada 60 u 80 años que afecta a miles de hectáreas. Las últimas floraciones masivas en la zona del lago Huechulafquen de la provincia del Neuquén fueron en 1939 y luego en el 2000”, comentó el especialista.
Señaló que esta floración de caña colihue y su posterior producción de semillas masiva en la zona cordillerana producen una superoferta alimentaria que queda disponible para muchos animales como aves y roedores silvestres.
Uno de los animales que mejor aprovechan este evento es el ratón colilargo que posee la particularidad de ser el principal reservorio del hantavirus “Andes” en Patagonia, que puede portar y transmitir ese virus al hombre. Esta situación posee el agravante de que este micromamífero se adapta muy bien a los ambientes antropizados, áreas de uso domiciliario y galpones, gallineros, leñeras, convirtiendo a esos lugares como potencialmente riesgosos.
“La respuesta del ratón colilargo ante esta superabundancia de alimentos es que no sólo se reproducen en primavera-verano sino que comienza a hacerlo en otros momentos del año. Se reproducen varias veces durante el mismo año verificándose también un aumento en el número de cría por camada. Esto genera en poco tiempo un crecimiento casi exponencial de la población (sostenida por el alimento disponible) generando lo que conocemos como 'ratadas'”, sostuvo el biólogo asentado en Junín de los Andes.
Indicó que cuando el alimento esparcido en grandes extensiones se acaba o comienza a ser limitante, lo que hace el roedor es dispersar hacia otros lugares potencialmente más favorables (como los ambientes utilizados por el hombre), con el consabido riesgo epidemiológico. Sostuvo que al haber una gran cantidad de roedores, aumenta la probabilidad de encontrase con uno infectado de hantavirus.
“La floración masiva de la caña es un disturbio natural que genera estas ratadas. No hay nada que se pueda hacer para impedirlo. Sin embargo, existen medidas para minimizar su impacto que poseen como objetivo reducir al máximo el contacto roedor-hombre", señaló.

Lo más leído