Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número par (0, 2, 4, 6, 8)

LMNeuquen

Seis sospechas y un caso de hantavirus desde 2012

Se registraron en Junín, San Martín de los Andes y Aluminé. Fueron derivados al hospital Castro Rendón.

Desde la Dirección de Epidemiología de la provincia advirtieron a la población a no exponerse a ningún tipo de contacto con ratones ni tratar de eliminarlos.
 
Neuquén >
Desde la Dirección de Epidemiología de la provincia indicaron que desde el año pasado a la fecha hubo seis casos de sospecha de hantavirus y sólo uno fue confirmado. La mayoría de ellos fueron derivados a un hospital de mayor complejidad como lo es el Castro Rendón. “Preferimos que sea así porque significa que se tomaron los recaudos necesarios”, dijo Adriana Feltri, directora de Epidemiología de la provincia.
Feltri precisó que han tenido seis notificaciones de sospecha de hantavirus, provenientes en su mayoría de residentes de Junín de los Andes, San Martín de los Andes y del área de Aluminé. “De estos, uno se confirmó, el resto se descartó que haya sido alcanzado por este virus”, confirmó.
La titular de Epidemiología de la provincia señaló que por una cuestión de anticipación de la floración de la caña colihue, se armó un equipo interdisciplinario que se ocupó de manera preventiva para abordar el tema. Precisó que trabajan las diferentes zonas sanitarias, Parques Nacionales, Epidemiología, Salud Ambiental y Áreas de Biología de Parques Nacionales quienes marcan áreas de floración.
“Está acordado con agentes que ante una sospecha sea derivado a un hospital de mayor complejidad. Preferimos derivar, más allá de la molestia para los familiares, antes que quedarnos con una sospecha en un hospital intermedio y llegar tarde a uno de alta complejidad”, remarcó Feltri.
 
Recomendaciones
Feltri sostuvo que se ha buscado intensivamente llevarle tranquilidad a la gente. “Un caso no es un problema mayor. Siempre tenemos casos, constantemente nos acompañan por la situación climática y geográfica. Convivimos con caña de colihue y con roedores en la zona cordillerana”, explicó.
No obstante advirtió a la población que no se exponga a ningún tipo de contacto con ratones y que no traten de eliminarlos, porque se requiere de gente preparada para hacerlo. “Ponemos énfasis en el cuidado. Trabajamos con personal de Zoonosis que hace captura de roedores. Ellos cuentan con equipos capacitados”, agregó.
Recomendó a los turistas que caminen por los senderos señalizados y que no se arriesguen a acampar en lugares abiertos sin la debida consulta en las oficinas de Turismo. En tanto, a los residentes de estas localidades cordilleranas se les recomienda no amontonar basura, limpiar galpones y acomodar las leñas en montos separados cada diez centímetros.

Lo más leído