Ahora pegó Francia: masivo bombardeo contra EI en Siria

Atacó por aire el bastión yihadista a dos días de los atentados en París.

París.- A 48 horas del peor ataque terrorista contra Occidente desde la destrucción de las Torres Gemelas, el gobierno francés de François Hollande bombardeó ayer al anochecer la ciudad de Raqqa, la "capital" del grupo yihadista Estado Islámico (EI), planificador y ejecutor de los simultáneos ataques del viernes en París que dejaron 129 muertos y cientos de heridos. Así lo informó el Ministerio de Defensa francés al canal France 24.

Aviones de combate de Francia efectuaron la que hasta ahora fue su mayor incursión en Siria contra Raqqa: cazabombarderos franceses lanzaron 20 bombas sobre el feudo del grupo yihadista en el este del país, destruyendo un puesto de mando y un campo de entrenamiento, anunció el ministerio francés.

"Los terribles atentados de París hicieron que sea más urgente llegar a un acuerdo sobre un plan de paz para Siria". Barack Obama. Presidente de EE.UU. después de reunirse en Turquía con Putin

"El primer objetivo destruido era utilizado por Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) como puesto de mando, centro de reclutamiento de combatientes yihadistas y depósito de armas y municiones. El segundo objetivo albergaba un campo de entrenamiento terrorista", precisó el comunicado oficial.

"Es una blasfemia el uso de la religión para justificar atentados terroristas". Papa Francisco Al rezar el Ángelus dominical en la plaza San Pedro, en el Vaticano

"La incursión (...), que incluyó 10 jets de combate, fue lanzada simultáneamente desde Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Se arrojaron 20 bombas", agregó.

La operación fue desarrollada en coordinación con fuerzas estadounidenses.

"Mis condolencias por los fallecidos en Francia, y por los de Siria, Líbano y Palestina. La violencia es injustificable". Diego Maradona

El presidente francés había acusado el sábado al Estado Islámico de ser responsable de la ola de ataques perpetrados el viernes a la noche en distintos puntos de París. El grupo terrorista, por su parte, reivindicó los atentados.

"Es un acto de guerra cometido por un ejército terrorista, Dáesh, un ejército yihadista", había dicho Hollande, advirtiendo que Francia será "despiadada" en todos los terrenos, tanto a nivel interior como exterior.

3 muertos más informaron ayer algunas agencias, pero los datos fueron desmentidos.

En tanto, París sigue en estado de shock y el país vive en emergencia. Las fronteras francesas continúan cerradas y se restringe la circulación en zonas sensibles de la capital y otras grandes ciudades.

La alta sensibilidad de la población provocó ayer una estampida en la Plaza de la República tras un confuso episodio, mientras cientos de personas rendían tributo a las víctimas de los atentados del viernes. Luego de lo sucedido, las autoridades ordenaron desalojar el lugar. Algunos medios informaron que se trató de un estallido, mientras que otros indicaron que se produjo un tiroteo. En las múltiples informaciones también se dijo que había habido una amenaza de bomba en el lugar.
Minutos después, la plaza comenzó a recuperar la normalidad.

La policía informó poco después que el movimiento no respondió a ningún hecho que pusiera en peligro la seguridad ciudadana.

Según el diario Le Parisien, el desencadenante fue el estallido de una pequeña bomba en uno de los restaurantes cercanos a la plaza, lo que motivó una reacción defensiva de un policía que provocó el pánico en la gente.

Tras los atentados, Francia prohibió las concentraciones en lugares públicos.

Tres chilenos murieron en Le Bataclan

Tres ciudadanos chilenos murieron en los atentados terroristas del viernes en París. Una de las víctimas es Luis Felipe Zschoche Valle, un músico de 32 años que residía en la capital francesa hace ocho años y que había asistido junto con su esposa a la sala de conciertos Bataclan. Las otras dos víctimas son una madre y su hija, también con residencia en Francia: Patricia San Martín y Elsa Veronique Delplace, que también presenciaban el espectáculo en la sala parisina (en la imagen, rastros de sangre después del ataque).

Obama y Putin, con divergencias

Los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Barack Obama y Vladimir Putin, se reunieron ayer de manera informal en Antalya, Grecia -al margen de la cumbre del G20- para delinear las estrategias de combate contra el Estado Islámico tras los atentados del viernes en París. Pero después, Yuri Ushakov, asesor del Kremlin, admitió que existen algunas "divergencias sobre la táctica". Moscú y Washington "tienen objetivos estratégicos muy cercanos", agregó, como para poner paños fríos.

El "garçon" musulmán que salvó a dos chicas

En Le Carillon, el bar que se encuentra en el cruce de la rue Bichot donde los terroristas acabaron con la vida de 15 personas, uno de los camareros logró salvar la vida de dos jóvenes heridas de bala.

Este valiente "garçon" (mozo en francés) se llama Safer, es musulmán, francés, y no dudó en jugarse la vida arrastrando a las dos chicas hasta el sótano del local mientras los terroristas seguían disparando a diestra y siniestra.

Safer, que se ha convertido en uno de los héroes de esta tragedia, volvió a visitar la zona de los atentados, su bar, la tarde siguiente del ataque y habló con la prensa. No comprende lo que ha pasado ni las razones por las que ocurrió, pero dice con convicción: "Eso no es el Islam, es otra cosa".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído