¿Ajuste?: YPF pone orden y progreso en las empresas

En Neuquén y Río Negro unas 10 compañías entran en un programa de ordenamiento. Con el control de los "tiempos muertos", hay firmas que aumentaron hasta un 50% su rendimiento. Es una experiencia para frenar la crisis a la espera de un mejor escenario.

Por Adriano Calalesina

La industria petrolera prepara un ajuste interno en forma blanda. Una suerte de sintonía fina mientras espera un repunte de las inversiones con un barril a 46 dólares que, por ahora, no seduce a la promesa gigante del sector: la formación Vaca Muerta.

No se trata de reducción de personal, sino de la optimización de tareas, más bien de corte doméstico. Y las empresas de la cuenca neuquina y rionegrina ya se pusieron a disposición y bajaron entre un 20 y un 40 por ciento el “tiempo muerto” en los yacimientos y hubo una mejora en la productividad.

El nuevo escenario al que se enfrentan las firmas es un reflejo del coletazo de la crisis, pero el freno son los despidos. Es por eso que las compañías comenzaron a hacer cuentas y pretenden un repunte de la productividad, a costa de cambios en el sistema de gestión, desde hacer mejoras en el libro de compras hasta rever los tiempos no productivos en los yacimientos.

YPF está a la cabeza de estos cambios, que de alguna manera ya fueron conversados con el Ministerio de Trabajo de la Nación y hasta el Sindicato de Petroleros Privados de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que preside el senador del MPN, Guillermo Pereyra.

El nuevo esquema de trabajo ya no asusta a nadie. De hecho, el propio gobernador Omar Gutiérrez, durante la apertura de la Expo Oil & Gas Patagonia 2016, pidió cambios en los estatutos laborales del petróleo, como un paso más para amortiguar la crisis.

En este contexto de una nueva etapa, ya la semana pasada cerró el Programa de Mejora de la Productividad en Neuquén, coordinado por Hugo Diratchette, gerente de Planificación y Control de Compras de la petrolera estatal.

La experiencia la hicieron cinco empresas que prestan servicios de herramientas, obras terminadas y logística a los yacimientos en toda la región, con el apoyo de la Cámara Empresarial Industria Petrolera y Afines de Neuquén (Ceipa) y la Cámara Patagónica de Servicios Petroleros (Capespe).

La casa está en orden. empresas buscan mejoras internas en procesos.

Procesos internos

La puesta a punto de los procesos en cada compañía se hizo con la ayuda del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). En el caso de Neuquén, el Centro Pyme Adeneu y las cámaras empresariales en Río Negro y Neuquén y funcionarios del Ministerio de Energía de la provincia.

“Estas cinco empresas estuvieron trabajando con el INTI durante cinco meses. Empiezan a detectar qué mejoras pueden hacer. Creo que no las llamamos fallas, sino oportunidades de mejoras”, indicó a E&P Viviana Sztudent, coordinadora de Relación con el Mercado YPF.

La capacitación que se hizo a estas empresas trajo algunos resultados, que para YPF ayudan a amortizar el mal trago del parate de inversiones, en la mayoría de las cuencas neuquinas, y crear una especie de paraguas para mejorar el balance interno.

El personal del INTI trabajó con las compañías, sobre todo en disminuir los tiempos muertos del personal, evitar volver a hacer trabajos y tener un mejor control en toda la trazabilidad. El método no es nuevo, pero a los gerentes parece ayudarlos a tener un orden: el housekeeping norteamericano o el 5S’ japonés.

Estas máximas son “clasificación y descarte”, “organización”, “limpieza”, “higiene y visualización” y “disciplina y compromiso”, traduciendo al castellano el método ideado en Japón.

“A veces falta orden y hay demoras de entregas, a veces hace falta que venga alguien de afuera y que vea que puedan optimizar tiempos de trabajo”, indicó Sztudent.

YPF trabajó durante los cinco meses con Lihuén SA, una empresa de Río Negro dedicada prestar servicios de cuadrillas de soldaduras en los yacimientos. Según la experiencia de la compañía, logró aumentar a través de una planificación, un 20% de los servicios, que no se prestaban por falta de personal. Lo mismo sucedió con Aico SA, que hace servicio de inspección no destructiva en las perforaciones. En este caso, el resultado fue un 364% más de tubos procesados por día, y un grado de satisfacción del 100% por parte de la empresa.

Además, Open SRL (servicio de slick line y mediciones físicas) y OPS SRL (obras llave en mano) y MBP SRL Rental, Fishing y ensayos para pozos entubados) también se sometieron a los controles internos, con mejora productiva y reducción en el tiempo de trabajo que van desde el 15 al 57%.

“Es una optimización de los tiempos, tener un orden en una planta o en una planilla, en el caso de que nos prestan servicios o aquellos que nos brindan a los que les compramos material, todos esos procesos han notado mejoras”, agregó la coordinadora.

Así las cosas, la industria petrolera entra en un túnel donde la única salida será ajustar algunas tuercas, a la espera de que la actividad repunte en el tiempo.

77 son las empresas de servicios petroleros socias y adherentes agrupadas en las cámaras y que operan en la región. Unas 51 están en Capespe y 26 en Ceipa (Neuquén). Ya 15 son las compañías elegidas (algunas ya lo hicieron) para hacer el Programa de Mejora de la Productividad de YPF. Se espera un repunte integral de muchas en estos meses.

Un comité para discutir pautas laborales

El gobierno nacional pretende discutir la productividad de las petroleras, en el marco de la crisis que atraviesa el sector. Esto fue lo que se acordó hace unos meses en el Ministerio de Trabajo de la Nación, que conduce Jorge Triaca, con las cámaras empresariales y los referentes de los sindicatos hidrocarburíferos. Es que al Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) firmado en marzo pasado se suma la productividad de cada una de las compañías como otra estrategia para amortiguar el impacto de la baja petrolera. Se trata de la Resolución N° 365 del Ministerio de Trabajo, una apuesta grande del gobierno nacional, con YPF como impulsora, que crea la Comisión Técnica de Análisis para mejorar la productividad del sector hidrocarburífero. Uno de los objetivos es imponer, con resistencia, la jornada laboral de 8 horas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído