Luego de los cuestionamientos, el EPAS informó ayer que finalmente los árboles se pudieron salvar del avance de la obra.

Técnicamente la obra integral consiste en la construcción de una colectora dividida en dos tramos, uno a gravedad y otro por impulsión. Deberá atravesar espacios verdes a fin de evitar afectar frentistas, el tránsito, e interferir los servicios existentes.

Este es el caso de las ocho plazoletas ubicadas sobre el bulevar Bernardo Houssay entre Ignacio Rivas y Nordenstrom.

Según informó el EPAS, se hicieron podas supervisadas, pero no fue necesario tener que quitar los árboles de esos espacios verdes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído