Aprender con las redes

Ayer se celebró un nuevo Día del Periodista y el gran tema de la charla con los colegas más veteranos fue –inevitablemente– hacia dónde vamos como comunicadores en el contexto del cambio vertiginoso y constante que tiene la tecnología y que parece no terminar nunca.

Es cierto que con la llegada de internet el periodismo cambió, pero las transformaciones más profundas se dieron a partir de la irrupción de las redes sociales, aquellas que alguna vez el escritor y filósofo Umberto Eco llamó “legiones de imbéciles” por opinar de todos los temas sin saber nada.

Más allá de la bronca de Eco, las redes sociales lograron darles voz a los que antes no la tenían, llegaron para quedarse y ocupar un lugar que hace unos años hubiera sido impensado entre quienes trabajan en los medios de comunicación.

Ocurre que los usuarios de estas redes desde hace ya un buen tiempo le arrebataron la primicia a los periodistas. Son aquellos anónimos los que ahora sorprenden a los propios hombres de prensa con noticias, fotos y videos de accidentes, hechos policiales y cuestiones cotidianas que ocurren en la calle, gracias a la tecnología de los teléfonos celulares y a la inmediata y masiva llegada que tienen Twitter, Facebook o Instagram.

El gran desafío que tenemos los que trabajamos de periodistas tanto en radio como en televisión o diarios es convivir con estos nuevos cronistas espontáneos y aprovechar esa materia prima para convertirla en un buen informe que valga la pena leer, escuchar o ver.

Para eso no habrá que desesperarse. Será cuestión de aplicar los principios básicos del periodismo igual que se hacía hace años, antes de la llegada de estos pintorescos intrusos.

Hoy son los usuarios de las redes sociales los que tienen las primicias y el poder de la comunicación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído