Cayó del cielo, pero al final no era un ovni

Murcia
Francisco y Juan Espín, dos hermanos pastores de la región española de Murcia, no entendían nada cuando junto a su rebaño de cabras y ovejas se toparon con aquel objeto en el campo. La esfera grisácea desprendía calor y en torno a ella había un pequeño cráter. Nunca habían visto algo parecido.

"Esto ha tenido que caer del cielo", se dijeron, según relata el diario La Verdad de Murcia. Alrededor no había pisadas, lo que indicaba que nadie había llegado hasta allí cargándolo a través del bancal lleno de barro.

Los jóvenes pastores, de 27 y 25 años, sacaron sus teléfonos, fotografiaron y grabaron aquello y se lo mandaron a sus amigos para ver si alguien tenía idea de qué podía ser. Entretanto, lo tocaron y lo intentaron mover. Con un diámetro de unos 70 centímetros, pesaba unos 20 kilos.

"Tenía una especie de válvula en la parte de arriba y parecía estar forrada por algo como fibra de vidrio. Nunca habíamos visto algo así", contaron al diario local. Entonces acudieron la Policía y la Guardia Civil.
Los agentes de esta última, con trajes antirradiación como los que se ven en las películas, aseguraron un perímetro y activaron el protocolo NRBQ (nuclear, radiológico, bacteriológico y químico). Acudieron también especialistas del Grupo de Desactivación de Artefactos Explosivos (GEDEX). Las cosas se ponían serias.

Analizado el objeto, se descartó que fuera radiactivo y que contuviera explosivos. Y al final llegó la conclusión: todo apunta a un depósito auxiliar de combustible de un cohete espacial. No es la primera vez que cae uno en la Tierra.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído