LMNeuquen Música

Clases virtuales de iniciación musical: cuando la magia atraviesa la pantalla

Música con Lizzy es el emprendimiento de una joven artista que da clases a niños de la región a través de Zoom. Utiliza recursos atractivos para generar un momento de diversión.

A los 15 años Estefanía Melo -“Lizzy”-, se dio cuenta que todo su camino iba estar marcado por el ritmo que provocan los sonidos enlazados, y el placer que producen los silencios. Por eso se puso a estudiar piano y lo hizo durante seis años en la Casa de la Cultura de General Roca. Después, sumó el violín en el Instituto Universitario Patagónico de las Artes, también en Roca. Y más tarde, para alimentar aún más su saber artístico, se anotó en el profesorado en Educación Musical en la Escuela Superior de Música de Neuquén.

Este 2020 le tocaba recibirse, pero la pandemia lo ha retrasado. Sin embargo, no es el único problema que le ha traído el brote de coronavirus: el espacio donde trabajaba dando clases de iniciación musical en Cipolletti cerró por tiempo indeterminado y las asambleas para tomar horas como docente en el Consejo de Educación de Neuquén, se vieron interrumpidas.

Te puede interesar...

Por eso este mes, con un mundo de sensaciones por trasmitir y unas cuantas responsabilidades económicas que afrontar, Lizzy ideó un emprendimiento musical que complementa diversión y aprendizaje para niños de 5 a 7 años. “En realidad yo estaba sin trabajo por toda la situación que acontece y comencé a subir videos a mi perfil de Facebook para mostrar un poco lo que hacía como docente, pero fue gracias a mis amigos que me dieron el empujón que me decidí a darle forma a Lizzy con música”.

Suple-Yo-me-quedo-en-casa-Lizzy-clases-guitarra--por-youtubeLizzy-clases-por-youtube01-(6).jpg

Ese empujón la llevó a crear una página oficial en las redes, su propio canal de YouTube y a ofrecerse a dar clases virtuales de iniciación musical a sus alumnitos de su ex trabajo y a otros más de la zona de Neuquén y el Alto Valle. “Tuve una buena recepción y ya formamos un grupo de siete niñas y niños con los que me encuentro los sábados por Zoom para hacer una canción en conjunto”, cuenta Lizzy. La modalidad de las clases se organiza en dos momentos: los lunes envía tres videos por WhatsApp para que los papás y mamás muestren a sus hijos, y los sábados realiza el encuentro virtual. “Al comienzo de la semana les mando una bienvenida más dos actividades para que tengan varios días para practicarlas, y el sábado, una vez que ya conocieron de qué se trata, nos encontramos en Zoom y las llevamos a cabo todos juntos”, explica.

Clases de iniciación musical - Experimento

La creatividad como fundamento artístico

Desde chica, desde que con sus primos cortaban la calle en el barrio e improvisaban una banda y tocaban instrumentos fabricados con ollas, Lizzy supo que la música suena más linda en equipo. Será por eso que no emprende en soledad y hoy toda la producción y posproducción de sus novedosos videos didácticos la realiza junto a su compañero de vida. “Él es profesor de cine y me ayuda muchísimo en la puesta en escena y realización audiovisual”, cuenta, y agrega que prepara sus clases y luego piensan una idea en conjunto para poder trasmitir “con onda” el mundo musical a los más peques. “Se hace difícil para una personita de cinco años prestar atención a una pantalla y aprender a través de ella, o eso es lo que creemos, reflexiona; pero igualmente mi objetivo más allá de una pandemia siempre fue que los chicos en una edad temprana experimenten la música desde la diversión”, aclara.

Suple-Yo-me-quedo-en-casa-Lizzy-clases-guitarra--por-youtubeLizzy-clases-por-youtube01-(3).jpg

Los videos de Música con Lizzy son una verdadera jungla de colores, armonía y entretenimiento. En ellos, se la puede ver disfrazada de Katrina, con maquillajes llamativos, portando disfraces y siempre utilizando algún instrumento o valiéndose de las cosas más simples que hay en una casa para fabricar sonido. Con una voz dulce y acompasada, intenta llevar los conceptos básicos de la música a través de un producto audiovisual sumamente estético compuesto de efectos especiales, cromas, estructuras narrativas dinámicas y cambios de escenarios permanentes.

Suple-Yo-me-quedo-en-casa-Lizzy-clases-guitarra--por-youtubeLizzy-clases-por-youtube01-(10).jpg

Lizzy pasa de explicar cómo funciona una app de rap desde el living de su casa a un callejón colorido donde puede improvisar letras infantiles. Así es como logra hacer sonreír y bailar a las personas del otro lado de la pantalla: incentivándolos a crear. La música puede resultar buena compañera para los niños durante el encierro en casa, pero también para ell, que asegura “que en esta relación los chicos no son los únicos que aprenden”. “Tomo todas estas herramientas y recursos en los que me redescubrí a mí misma como un aprendizaje, que el día de mañana cuando regresemos a la presencialidad me ayudarán muchísimo a plantarme en las aulas”, argumenta.

Lizzy, que sabe que la música puede estimular otros aprendizajes y favorecer amplios desarrollos durante la niñez, no puede concebir una infancia sin melodías. “Yo nací en un barrio muy humilde y mi mamá me apoyó para que pudiera formarme cuando me decidí por el arte en mi adolescencia; en ese sentido la música fue crucial, adentrarme en este camino me cambió la vida”, concluye.

Clase 10
Clase 10

¡Actividad de percusión corporal en medio de la jungla de Mowgli y Baloo!

Posted by Música con Lizzy on Tuesday, July 7, 2020

La unión de los artistas

La cuestión del aislamiento social preventivo y obligatorio ha afectado por demás a la comunidad de artistas de la región, que -por no desarrollar una actividad considerada esencial- han visto pospuestos sus objetivos artísticos y económicos. Por eso las alianzas entre las distintas comunidades ha sido una forma de paliar estas necesidades: por más de que la actividad de músicos y actores tarde en retornar de la manera en que la conocimos, ellos ya han tejido una comunidad virtual solidaria y sólida que comparten con su público.

Suple-Yo-me-quedo-en-casa-Lizzy-clases-guitarra--por-youtubeLizzy-clases-por-youtube01-(7).jpg

Así es como Lizzy se unió a la Fábrica de Artistas, un Centro de Entrenamiento Artístico que ofrece un espacio de formación en múltiples disciplinas perteneciente a una organización sin fines de lucro que tiene como objetivo promover el desarrollo social a través del arte y la actividad cultural. Allí también va a dictar sus talleres especiales llenos de magia y dedicación. “En este momento en que los artistas de todo el país la estamos pasando mal, me parece que aliarse es la manera de fortalecerse”, explica Lizzy. La cuarentena nos ha dejado algunas cosas positivas como ésta, incluso cuando pase todo, la idea es socializar todo el material y liberar las plataformas para que todos los que así lo desean puedan aprender jugando”, analiza.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
89.189189189189% Me gusta
2.7027027027027% Me da igual
2.7027027027027% Me aburre
5.4054054054054% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario