Cómo le podemos ganar a Australia

El ex Puma Arturo Orzabal, referente en la región, cuenta de qué manera hay que jugarle.

Ricardo Galasso
galassor@lmneuquen.com.ar

Neuquén

Arturo Orzabal, ex Puma y referente del rugby de la región como entrenador de categoría de desarrollo, analizó las claves para ganarle a Australia el domingo y alcanzar por primera vez la final en una Copa del Mundo. "El equipo está afinado es un placer verlo, emocionan", dijo el ex pilar -también se desempeñó como segunda línea- que se inició en el SIC (San Isidro Club) y debutó en el seleccionado Argentino en 1971 en una gira por Sudáfrica.

"Entre dos equipos parejos el que prevalece es el que comete menos errores y llega más entero. En ese sentido los veo bien", analizó el actual coach de formativas, quien ayuda en Los Conejos de Plottier y es entrenador de scrum en el seleccionado del Alto Valle.

"El equipo fue creciendo con el torneo", destacó entre los aspectos más positivos que observa con vistas al crucial choque del domingo. Contra los All Blacks la sensación que nos quedó es que el equipo se quedó sin nafta. Por decirlo de alguna manera a Los Pumas les faltaban diez minutos", graficó.

Y aquí apunta otro concepto clave para considerar: el recambio. "Quedó demostrado en el último partido con Irlanda. Son los rivales los que nos tienen que aguantar. Los jugadores que entraron lo hicieron con energía y no tenían desgaste. A veces los cambios mejoran a un equipo. Tenemos un plantel fantástico", consideró.

Para Orzabal, "ganar es una consecuencia de jugar y este equipo lo está haciendo muy bien. No es casual es el producto de un trabajo que se viene haciendo con Los Pampas, Los Jaguares, y eso hizo que nuestra cantidad y calidad haya aumentado desde el último Mundial".

Desde su experiencia con la camiseta nacional, donde también participó en el 74 en la gira por Francia, contó: "Hoy tenemos 31 Pumas cortados con una misma tijera. Los suplentes son iguales a los titulares con una calidad humana y táctica excelente. No hay un hombre de match y no dependemos de un señor que juegue bien o un pateador. Hay equipo como se dice. Con el correr del torneo estamos para jugar ochenta minutos en gran nivel. Estos jugadores saben a que juegan".
Coincide en que habrá que estar "muy concentrados", y consideró que "la indisciplina ya no es un problema". "El equipo estás más disciplinado", dijo.

También resaltó, como otro de los ítems salientes, la "actitud" que habrá que sostener desde el arranque porque "eso no se pierde". "Nunca uno deja de ser Puma, dentro y fuera de la cancha", reconoce y agrega que este equipo lo emociona ya desde el Himno Nacional: "Es una cosa única". Y está confiado en que Argentina se puede meter en la final. "Tenemos capacidad para campeonato", se ilusionó. Sobre las chances reales de vencer a los Wallabies, afirmó: "Los partidos se van ganando uno a uno y Los Pumas demostraron que tienen posibilidades de ganarle a Australia; y si Francisco (el Papa) nos hace un milagro y nos ayuda, estaremos jugando la final. Si después de 50 años pudimos ganarle a Springboks, lo único que nos falta es ganarles a los All Blacks. Pero primero está Australia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído