Cómo proteger a tu perro durante el frío

Si bien su cuerpo está preparado, hay que reforzar el abrigo, la alimentación y su actividad física.

Si bien los perros cuentan con un pelaje que los protege de las bajas temperaturas, ellos también sufren de la llegada del frío ya que están expuestos permanentemente. Por eso, hay que tomar recaudos y medidas para que nuestro amigo canino sobrelleve estos meses sin dificultades.

En primer lugar, es indispensable que recubras el área de dormir de la mascota con alguna frazada extra. Una cobija puede resultarle de gran ayuda para evitar que tome demasiado frío, especialmente si no estamos frente a una raza acostumbrada a este clima.

Tal como sucede con las personas, los perros también necesitan tan de una dosis extra de energía para soportar las malas condiciones climáticas. Es importante entonces que te asegures de alimentar a tu perro con alguna comida extra, siempre y cuando lleves un estricto control de las cantidades, pues el sobrepeso puede resultar igualmente dañino para su salud. También hay que controlar periódicamente el estado del bebedero ya que puede congelarse con mucha rapidez. Procura que su agua se encuentre siempre a una temperatura ideal para ser ingerida.

Cucha calentita: Es indispensable recubrir el área de dormir de la mascota con alguna frazada.

Por otro lado, en esta época del año los animales acostumbran a volverse un poco perezosos, lo que puede acarrear consecuencias en su estado físico y emocional. Debido a esto hay que motivarlos aún más con una pequeña dosis de ejercicio diario, que servirá tanto para revitalizar sus músculos como para disminuir la sensación de frío. De todas maneras, se debe prestar atención al entorno en el que se desarrollen la actividad ya que algunos objetos, ante las heladas, se vuelven cortantes. Del mismo modo, es recomendable que evites aquellos sitios que presenten estacas de hielo colgando desde los techos o las terrazas, ya que un golpe puede desprenderlas con facilidad y lastimar al animal.

Época de muda de pelo por Sergio gómez (veterinario)

La muda de pelo es un proceso natural que realizan todos los mamíferos, en el cual el pelo muerto se cae y es reemplazado por pelo nuevo. Es un proceso continuo que ocurre durante todo el año, aunque es más marcado al comienzo del otoño, cuando el perro adquiere un pelo grueso y más denso que lo protege del frío. En primavera, pierde el de más esperos y lo cambia por un pelo más fino, pudiendo soportar mejor las altas temperaturas del verano. En los perros de pelo largo y en los que viven afuera este cambio es más evidente, mientras que, debido a la calefacción, en las épocas de frío en los perros que viven adentro y en aquellos de pelo corto, la muda puede ser constante y pareja durante todo el año. Hay razas en las que, a pesar del proceso de muda, es necesario realizar el corte de pelo cuando comienza el calor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído