Condenado por violar a sus hijos recién ahora va preso

La Justicia le había dado cinco años y medio de cárcel en 2014.

Increíblemente estaba libre y cerca de sus víctimas que no eran otras que los integrantes de su familia. Y el viernes a la noche, finalmente la Justicia ordenó la detención del oftalmólogo Fernando José Bustince, que hace cuatro años recibió una condena por abusos sexuales y maltratos contra su esposa e hijos. La detención tuvo lugar en el barrio privado Fincas de Iraola, en la localidad bonaerense de Berazategui, donde el hombre residía. En el momento en que la policía se lo llevó preso, sus vecinos se juntaron para insultarlo y aplaudir la decisión judicial.

El caso se conoció en el marco del #MiráCómoNosPonemos, cuando su hijo Santiago Bustince, ahora ya mayor de edad, denunció en Twitter los abusos de los que tanto él como sus hermanos y madre fueron víctimas, y el terrible hecho de que su padre seguía libre, pese a haber sido condenado a cinco años y medio de cárcel en 2014. Hasta ayer, el oftalmólogo -hijo de un juez muy importante del partido bonaerense de Lomas de Zamora- no había pasado ni un día preso e, incluso, ejercía su profesión en una clínica de Quilmes. Y pese a la orden perimetral, vivía a pocos metros de su familia. Su ex mujer, incluso, trabajaba en el mismo lugar que él y tenía que evitarlo todas las mañanas.

Te puede interesar...

El médico abusó de sus tres hijos desde que eran bebés. Aunque, tal vez, para los hermanos mayores el hecho que logró empujarlos a andar por ese largo camino hasta escracharlo en las redes, fue ver por primera vez a su papá abusar de su hermanita, que en ese momento tenía sólo 3 años.

P16-F1-Fernando-José-Bustince.jpg

La primera denuncia ocurrió en 2006 y ocho años después Bustince fue condenado, aunque seguía libre gracias a que su defensa recurrió a la Corte Suprema. Ahora, por la presión social que ejercieron sus hijos y vecinos después de que se volviera público el caso, Bustince fue detenido. “Espero que la condena que te mate sea esta, la condena social”, escribió Santiago Bustince, su hijo mayor, cuando escrachó a su padre para reclamar justicia.

--> Un calvario con las autoridades cruzadas de brazos

El hijo mayor del oftalmólogo relató con crudeza sus vivencias. “Fue una locura que la Justicia nos obligara a tener a este tipo al lado todos los días y soportar sus amenazas”, comentó Santiago Bustince.

“No cumplió ni siquiera un minuto de la condena y además la policía nunca nos hizo caso cuando lo denunciábamos. Recién ahora nos escucharon”, agregó el joven quien fue víctima de los abusos de su padre, aunque la condena judicial sólo refiere a los ataques contra sus hermanos, Catalina, de 16 años, y Martín, de 17.

“Nos obligaron a verlo todos los días y a vivir un calvario. Mi hermano se lo cruzaba en el gimnasio y volvía llorando; me venía a ver a los partidos de fútbol y nos sonreía cínicamente. A mi hermana la perseguía por todo el barrio y le decía cosas, le tocaba bocina cuando salía con sus amigas y amenazaba a mi mamá y a mi abuelo”, detalló Santiago, que el martes pasado se recibió de médico.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído