Confundidos con ladrones, vivieron 12 horas de terror

Dos jóvenes laburantes de Don Bosco terminaron presos por error.

Natalia Pérez Pertino

policiales@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Lo que vivió una pareja de jóvenes del barrio Don Bosco fue una verdadera pesadilla. “Algo insólito”, tal como calificaron ellos su detención por más de 12 horas incomunicados por un robo que nunca cometieron. Ahora esperan que la Justicia limpie sus nombres y les borre su entrada a la comisaría.

Eran poco más de las 13 del lunes 14 de mayo cuando efectivos de la Comisaría 41 golpearon a su puerta, sobre calle Gatica. Sin entender qué sucedía, la pareja, de 25 y 32 años, preguntó a qué se debía el operativo. Al lugar habían llegado dos patrulleros con efectivos y una chica de civil, quien sería la víctima.

Te puede interesar...

“Vos metiste caño”, le respondió un policía en referencia a un robo que supuestamente habían cometido el día anterior a bordo de una moto. “No tengo una moto, no sé manejar. El auto es de mi pareja”, sostuvo el joven al que la supuesta víctima, encapuchada dentro de un móvil, señaló como el ladrón que le robó la cartera la tarde previa.

“Nunca tuvimos problemas con nadie, somos gente trabajadora”, aseguraron en una entrevista exclusiva con LM Neuquén tras lo sucedido, un poco más calmados pero aún inseguros.

Es que aquella tarde los subieron a ambos a un patrullero y trasladaron a la Comisaría 41, donde los pusieron en celdas separadas. “En el camino escuchamos por la radio que la chica no nos reconoció y pensamos ‘bueno, nos van a largar’, pero nos tuvieron más de 12 horas detenidos”, contó el más joven y propietario del auto, que les fue secuestrado para “peritar”.

En el transcurso de la tarde, los efectivos sacaron al mayor y volvieron a su casa para realizar un allanamiento en busca de los elementos robados.

“¿Habrá algo en tu casa?, me preguntó uno mientras me llevaban. Buscaron un testigo y revisaron todo. Al final me leyeron la última parte que decía que no se encontraron los elementos denunciados: un estéreo, una billetera y un celular J5”, narró y aclaró que luego volvieron a la comisaría.

Finalmente, cerca de la medianoche, los largaron pero les explicaron que quedaron supeditados a una causa por robo calificado. Antes, les tomaron las huellas dactilares y les sacaron fotografías.

Tras lo ocurrido, se reunieron con un abogado, quien presentó todos los papeles y denunció el hecho ante la Fiscalía para que se limpien los antecedentes de los jóvenes, argumentando que nunca estuvieron involucrados en ningún hecho delictivo.

Tanto la detención como el allanamiento quedaron registrados en las cámaras de la vivienda, donde también trabajan los jóvenes.

El hecho ocurrió en el Don Bosco y los jóvenes fueron llevados a la Comisaría 41, donde los apretaron.

“Nunca usé un arma. Pusimos cámaras contra los delincuentes y las tengo que usar contra la Policía, para que vean su accionar. No pueden ensuciarnos así”. Víctima, uno de los jóvenes perjudicados con la detención

“Era el cumple de mi mamá”

Esa tarde debían ir a festejar el cumpleaños de la mamá de uno. Al quedar detenidos e incomunicados, su familia se preocupó. Fue así como una prima se acercó hasta su casa y al no encontrarlos, les preguntó a los vecinos, quienes le explicaron que se los había llevado la Policía. De inmediato “se acercaron a la comisaría, pero no les dejaron vernos”, explicaron. Recién cuando los largaron, pudieron avisar que estaban bien. “No nos hicieron nada. Tratamos de estar lo más calmados posible, pero fue horrible”, sentenciaron.

LEÉ MÁS

La Policía confundió al ladrón con un efectivo de civil y se les escapó

Confundidos, los ladrones fueron solos a la seccional

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído