Convivió veinte días con el cadáver de su hermana

Dijo que no sabía que estaba muerta y creía que era debilidad.

El aviso llegó, a través del número de emergencias 112, de parte de los vecinos del lugar, quienes afirmaban que llevaban bastante tiempo sin ver a dos hermanas que vivían en el departamento de un edificio, de cuyo interior salía un olor más que desagradable. Y no era para menos.

Desde hacía 20 días, una de las mujeres había estado conviviendo con el cadáver de su hermana, de 50 años. El hecho ocurrió en la ciudad de Alicante y la señora, tres años mayor que la fallecida, relató a la Policía Nacional que creía que su hermana, a pesar de que permanecía inmóvil en el suelo, estaba viva. La presencia de moscas, el olor y el tiempo que llevaban sin ver a ambas mujeres, ni escuchar sus frecuentes peleas, hizo sospechar a los vecinos.

Te puede interesar...

El hallazgo se produjo tras la intervención de la Policía y los Bomberos, que golpearon la puerta del departamento, ubicado en el tercer piso, sin tener respuesta. Entonces decidieron extender la escalera del camión para observar, a tavés de las ventanas, si había algo extraño en la casa. Y cuando comenzaron, con linternas, a intentar ver hacia el interior del departamento, una de las mujeres abrió la puerta. Las moscas que salieron del interior de la vivienda hicieron confirmar la peor de las sospechas: ya desde la puerta, los policías vieron parte del cuerpo de una persona tirado en el suelo. Cuando entraron, pudieron comprobar que se trataba del cadáver de una mujer con signos de descomposición.

Los efectivos comunicaron la situación al juzgado que dio paso a la Brigada de Seguridad Ciudadana y la Policía Científica. Aunque no presentaba signos de violencia, el hallazgo también fue comunicado al Grupo de Delincuencia Violenta para el esclarecimiento del caso. La autopsia, finalmente, confirmó que la mujer murió por causas naturales. Los investigadores se entrevistaron con la hermana de la fallecida y ante la falta de coherencia en su relato procedieron a trasladarla al Hospital de Sant Joan para someterla a una exploración psiquiátrica, comprobando que no estaba bien mentalmente.

La mujer dijo que su hermana se cayó en su habitación y que no se podía levantar porque estaba débil. Y contó que ella tampoco pudo levantarla, pero optó por colocarle un pañal y llevarle agua, además de ponerle un almohadón debajo de la cabeza para que “esté más cómoda”. Así, en esa posición, estuvo 20 días. Nunca la pensó muerta a su hermana, por eso no llamó a una ambulancia ni dio aviso a la Policía. ¿Qué le dijeron los médicos a ella? Que sufre de “amnesia de tipo histérica o disociativa”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído