El clima en Neuquén

icon
16° Temp
44% Hum
LMNeuquen Barrio San Lorenzo

Crimen de Quirulef: nueva evidencia introdujo otro sospechoso

Los elementos de prueba aún no complican a ninguno de los dos imputados, sino que sólo parecen originar más preguntas.

La prueba presentada en la tercera jornada de juicio por el asesinato de Antonio Quirulef, en barrio San Lorenzo, pone en duda la autoría de los disparos según la teoría fiscal. Restan dos días del juicio contra Franco Piccioli y Walter Vivas, sindicados como coautores de los disparos que ocasionaron la muerte de la víctima.

Cabe recordar que según lo reconstruído por la fiscal Eugenia Titanti, la madrugada del 1° de agosto de 2019, la víctima junto con su hermana y un amigo acudieron a comprar droga a una vivienda sobre calle Matheu. Allí se inició una discusión a raíz de la cual Piccioli y Vivas dispararon contra Quirulef, cuando este se alejaba de la vivienda. Uno de esos disparos impactó en su cabeza y le ocasionó la muerte a las pocas horas.

Te puede interesar...

Aunque no se precisó el móvil de la agresión, testigos que han declarado hasta el momento indicaron que se habría desencadenado a raíz de un reclamo de la víctima por la calidad de la droga.

A lo largo de las primeras dos jornadas de debate, la evidencia ha mostrado la secuencia del crimen y el número de involucrados, pero la mala calidad de las filmaciones de seguridad dificultan su utilización como prueba sin el análisis de los peritos correspondientes. Dos de ellos establecieron ya que según lo que se observa en el video, el “bando” de Quirulef no fue quien inició la agresión, como puso en duda una de las testigos al declarar sobre las circunstancias.

En su lugar, el video registró a dos personas, una con ropa clara y otra con oscura, que se asomaron por sobre la reja de la vivienda señalada como kiosco narco y dispararon reiteradas veces en ambas direcciones de la vereda, cuando la víctima y su hermana se retiraban en una dirección y su amigo en la opuesta. Tras el inicio del ataque, este último buscó un arma de un tacho de basura y regresó al lugar para disparar como represalia.

Van-a-juicio-por-matar-a-Quirulef-tras-una-discusión.jpg

Asimismo, a pesar de la insistencia de los defensores en establecer la presencia de un disparador en la planta alta de la vivienda, una perito descartó la posibilidad argumentando que “se vería algún destello” en las imágenes si así hubiera sucedido.

Por otra parte, las prendas secuestradas el día del hecho son los elementos que se presentaron el jueves y pusieron en duda la autoría señalada por la parte acusadora. Las mismas pertenecían a Walter Vivas y a la pareja de la dueña del kiosquito.

En primer lugar, los colores de la ropa incautada remiten a quienes se mencionó como autores de los disparos; uno de ellos con una prenda superior clara, y el otro con una oscura. A esto se le sumó también el barrido que confirmó la presencia de pólvora en ellas.

Esto último no alcanza aún para confirmar la autoría, pero sí señala que ambas personas estuvieron al menos en proximidad del tirador.

Se espera que los elementos a introducir en las dos jornadas restantes, terminen de responder los interrogantes.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

55.555555555556% Me interesa
0% Me gusta
22.222222222222% Me da igual
0% Me aburre
22.222222222222% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario