Crisis en Brasil: Dilma en el gobierno, Lula al poder

El ex presidente entra al gabinete para zafar de las investigaciones.

Brasilia
El ex presidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva asumirá como jefe del Gabinete Civil de la Presidencia en el Gobierno de Dilma Rousseff, lo cual le otorgará el privilegio de los fueros y lo ubicará en un cargo estratégico para intentar salvar el amenazado mandato de su sucesora.

Con la investidura de ministro, Lula quedará protegido por los fueros, con lo cual los procesos que enfrenta por su presunta participación en la red de corrupción que operó en Petrobras, así como la petición de prisión preventiva que pende sobre él, podrán ser juzgados únicamente por el Supremo Tribunal Federal, la más alta corte del país.

Según el oficialismo, la incorporación del influyente político de izquierda tiene como único objetivo ayudar al Gobierno a salir de la profunda crisis política que mantiene en jaque la permanencia de la mandataria en el poder.

Para ello, Lula tendrá entre sus principales tareas la de restablecer el apoyo de la coalición oficialista, cuyo principal socio, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), amenazó con abandonarla.También se prevé que el ex mandatario promueva un cambio en la política económica que permita al país salir de la profunda recesión en la que está inmerso.

El oficialismo ha rechazado de plano que Lula sea investido como ministro para "blindarse" del rigor del juez federal Sérgio Moro, tal como aseveran opositores y analistas.

Moro encabeza los procesos relativos a la operación Lava Jato de la Policía Federal, que investiga los fraudes en Petrobras.

El magistrado ha sido implacable en lo que refiere a condenas de implicados en el caso que sacude al ente estatal y fue quien autorizó que Lula fuera conducido de manera forzada a declarar ante la Policía Federal, el viernes 4, por sus presuntos nexos con la trama ilegal en Petrobras.

La denuncia penal por los delitos de falsedad ideológica y lavado de dinero, y el pedido de arresto preventivo que pesan sobre Lula, estaban hasta ayer en manos de Moro. Pero a partir de ahora, gracias a los fueros, Lula solo podrá ser investigado en el ámbito de la Fiscalía General de la República y juzgado en la Corte Suprema.

La oposición no solo criticó con dureza lo que llaman de "estrategia de blindaje" al fundador del Partido de los Trabajadores, sino que avisó que presentará un recurso ante la Justicia. "Me parece un escarnio, una bofetada en la cara", afirmó el diputado Pauderney Avelino, del partido Demócrata.

Expectativa
"El ministro de la esperanza"

El presidente brasileño del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcao, afirmó ayer que el ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva será "el ministro de la esperanza", en alusión a su nombramiento como titular de la cartera de la Presidencia en el Gobierno de Dilma Rousseff y adelantó que la toma de cargo será la próxima semana.

"El martes será la investidura del ministro de la esperanza", indicó Falcao en su cuenta en la red social Twitter.

El diputado oficialista Afonso Florence negó que Lula, como ministro, pueda obstaculizar las investigaciones que tramitan en tribunales en su contra o aquellas que afectan a otros funcionarios del Gobierno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído