De Camerún al mundo

El jazzista presentará Heritage, disco donde conviven ambas sonoridades. El bajista Richard Bona llega al sur bajo el pulso de Cuba y África.

Neuquén.- El vocalista, bajista, multiinstrumentista y compositor Richard Bona llega por primera vez al sur para presentar Heritage, disco editado bajo el sello de Quincy Jones y material en que el músico refleja la convergencia de la cultura africana con los sonidos cubanos. Nacido en 1967 en una pequeña localidad del Camerún oriental, el artista se presentará mañana a las 21:30 en el Cine Teatro Español.

Tras indagar en las huellas del jazz y husmear en las sombras del blues, Bona busca las raíces africanas hereditarias en Cuba acompañado por un quinteto de músicos de la isla, el Mandekan Cubano.

“La música, el baile y la cocina nunca mienten. El blues, el afrocubismo o el flamenco vienen de la unión de las personas. Si viviéramos como hacemos música, el mundo sería perfecto”, aseguró el artista en una reciente entrevista en Londres. Luego agregó: “La música nos une y eso es lo que trato de mostrar en este disco”.

Agendar: Las entradas para el show están a la venta en Todomúsica (Av. Argentina 261).

Jaco Pastorius

Richard Bona comenzó su formación musical desde pequeño. A los cinco años ya tocaba el balafón y su abuelo, un músico griot (equivalente al trovador en África), lo impulsó a seguir una carrera a la que su padre se opuso. “Mi madre cantaba en la iglesia y mi abuelo era un reputado griot, así que puede decirse que no tuve otra opción que la de convertirme en músico”, reveló el camerunés. A los 15 años, Bona realizó el descubrimiento que iba a cambiarle la vida. “Tenía un amigo francés aficionado al jazz. Un día me puso un disco de Jaco Pastorius y me enamoré de su forma de tocar el bajo. En ese mismo momento, decidí que eso es lo que yo quería hacer”, admitió el músico.

“Cuando me preguntan si me considero un músico de jazz, respondo que soy un músico y punto. La música es hermosa más allá de las etiquetas. Toco con clásicos, con músicos de jazz y de pop, y no veo la diferencia. Gracias a eso, he podido compartir escenario con Herbie Hancock y Chick Corea, y con John Legend, Stevie Wonder o Lauryn Hill. Cuando te juntas con gente como esa, te olvidas de si lo que haces es jazz, o pop, o rhythm & blues. Lo único que cuenta es el sentimiento”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído