Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en número impar (1, 3, 5, 7, 9)

Del ejemplo bueno al malo

Atletas famosos son la bandera de la lucha antirracista. Pero parte del público debe dejar de discriminar.

De Michael Jordan a Pelé, pasando por Muhammad Alí y Usain Bolt, varios de los mejores deportistas de la historia y de los grandes talentos actuales son de piel morena. En la NBA (plagada de estrellas de origen afroamericano), en el fútbol, en el atletismo, en el automovilismo y en varias de las disciplinas más populares hacen historia y se destacan por sus condiciones físicas, técnicas y en general también humanas.

No es casual, entonces, que ahora el deporte se ponga al frente de la protesta y plante bandera en el caso Floyd, asesinado cobardemente a manos de la policía en un aberrante y atroz acto de discriminación.

Te puede interesar...

El ejemplo lo da Floyd Mayweather, tantas veces frívolo y superficial, pero en este caso demostrando que a la vez “tiene corazón” y puede darle un fin humanitario a su fortuna al hacerse cargo de los costos del funeral. Pero también lo da Jaylen Brown, joven figura de los Boston Celtics que manejó 15 horas de la ciudad donde reside hasta Atlanta para liderar unas manifestaciones pacíficas en reclamo de justicia. No se quedan atrás dos yanquis conocidos en la región como Howard Wilkerson (Español) y Byron Johnson (Pérfora), reflexionando sobre lo que pasó en una charla profunda y emotiva vía Instagram.

Pero así como se destaca esta parte que genera orgullo, un sector del deporte debe hacer fuerte autocrítica para no incurrir en nuevas injusticias. Hace poco el delantero colombiano Sebastián Rincón (hijo del famoso Freddy) admitió: “En cancha de Vélez sufrí racismo, pero estoy orgulloso de ser negro”. Muchos se excusan en el folclore del fútbol pero no, gente, eso es discriminación. De acá a Atlanta. Y nos duele a todos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario