Descubren droga que frena el avance del alzhéimer

Gran expectativa por un ensayo mostró que lo reduce en un 30%.

La empresa farmacéutica japonesa Eisai y la compañía de biotecnología norteamericana, Biogen, anunciaron resultados positivos en un estudio de fase II con BAN2401, un anticuerpo protofibril antibeta-amiloide, que consiguió la ralentización de la progresión del alzhéimer, además de la reducción de amiloide, que es el acumulado en el cerebro. Del estudio participaron 856 pacientes con alzhéimer de aparición temprana y el logro se consiguió tras un año y medio de tratamiento, según se presentaron los datos en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en Chicago, Estados Unidos.

“Los resultados del ensayo son impactantes y suponen un respaldo muy importante a la hipótesis del amiloide”, afirma Jeff Cummings, director de Centro para la Salud Mental Lou Ruvo, de la Clínica Cleveland, en Las Vegas.

“Espero que el conjunto de datos se comparta con la amplia comunidad de la enfermedad de Alzheimer y contribuyan a la lucha contra esta enfermedad devastadora”. Con él coincide Lynn Kramer (director de Neurología de Eisai), quien afirma que “este es el primer estudio de etapa avanzada con anticuerpos antiamiloides que ha obtenido resultados estadísticamente significativos, lo que valida la hipótesis amiloide”.

Por el lado de Biogen, su vicepresidente, Alfred Sandrock, aseguró que “la perspectiva de poder ofrecer un tratamiento modificador de la enfermedad relevante a aquellas personas que padecen esta terrible enfermedad es algo tan apasionante como aleccionador. Estos datos ponen de relieve que el tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas podría no ser tan inviable como parecía”.

Esto apoya la tesis que atacar las acumulaciones de placas amiloides en el cerebro puede alterar el curso de la enfermedad. La droga BAN2401 mostró que puede retardar los efectos del alzhéimer en un 30%. La sociedad entre Eisai y Biogen se había propuesto alcanzar una meta de desaceleración del 20% o más pero en 12 meses en vez de 18, lo que hace difícil comparar a los resultados directamente con las expectativas impuestas. “El estudio es lo suficientemente robusto como para acercarse a las autoridades regulatorias para discutir los próximos pasos”, agregó Kramer, sobre la posibilidad de convertir esto en un medicamento de acceso al público.

Del trabajo, que duró 18 meses, participaron 856 pacientes que tenían alzhéimer de aparición temprana

Además, los resultados fueron particularmente sorprendentes si se tiene en cuenta que existe un largo historial de malas experiencias en cuanto a pruebas en lo que hace al desarrollo de drogas para detener el alzhéimer, incluidas los experimentos con medicinas que atacan a las placas amiloides. De hecho, al menos nueve importantes ensayos clínicos avanzados de drogas fallaron en la última década.

“Esta es la segunda prueba que ha demostrado una disminución de los amiloides en el cerebro a través de imágenes por PET y por medio de otros biomarcadores”, dijo María Carrillo, directora científica de la Asociación del Alzheimer. “También da indicios de relativa eficacia en pruebas cognitivas”, concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído