Echan de un bar y golpean a dos hombres por besarse

Un joven denunció el ataque sufrido en un local de Necochea.

Dos muchachos denunciaron haber sido expulsados de un local nocturno de la ciudad bonaerense de Necochea por besarse mientras bailaban, mientras que uno de ellos aseguró además que fueron maltratados por los patovicas del lugar.

El hecho fue denunciado a los medios y en redes sociales por Marcelo Mangini, un porteño de 33 años que viajó a la ciudad balnearia de vacaciones. El joven asistió al Bar de Tom Jones con amigos y allí conoció a otro joven al que identificó como “Juanma”, con quien comenzó a conversar, luego se pusieron a bailar y en un momento se besaron.

El dueño del lugar se acercó a la pareja y les recriminó esa actitud: “Nos dijo que no tenía problemas con nosotros pero que no podíamos besarnos, porque había familias, como si lo nuestro atentaba contra la moral”, sostuvo.

Mangini intentó defender su actitud y la de su amigo, pero el hombre se retiró. “Entre mis amigos había una pareja heterosexual que hacía lo mismo y nadie le dijo nada”, argumentó el joven. Al poco tiempo aparecieron en la pista varios guardias de seguridad que vinieron con la misma orden, pero a la que agregaron la advertencia de que los hombres que se besaban debían retirarse “por las buenas”.

Ante la negativa, Mangini fue reducido por la fuerza y se lo llevaron arrastrándose hasta el exterior de la disco. “Nos sacaron agarrados del cuello mientras nos daban trompadas. La policía local justificó el ataque y no nos tomó la denuncia”, escribió en las redes sociales.

Los dos hombres se dirigieron a hacer la denuncia en la comisaría local, pero encontraron resistencia en el oficial encargado de tomarla, por lo que decidieron no radicarla, aunque decidieron recurrir a la oficina local del Instituto Nacional contra la Discriminación y la Xenofobia (Inadi).

Según indicaron fuentes de la Municipalidad de Necochea, al trascender el hecho tomó intervención el área local de Derechos Humanos, a cargo de Sebastián Ebi. “Se actuó en consecuencia a lo ocurrido involucrando a los organismos locales y provinciales”, informó la comuna.

El personal a cargo de Ebi se puso a disposición de Mangini, con la intención de materializar la denuncia del caso y determinar los pasos a seguir. Además, se señaló que “con el fin de sentar un precedente, desde la oficina municipal se avanzó en el caso con Alan Prieto, asesor en diversidad de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires con quien se vienen desarrollando actividades vinculadas a diversidad sexual y discriminación”.

En la comisaría la pasaron muy mal

El policía que los recibió en la comisaría, según la víctima, los intimidó. “Nos preguntó si tomamos alcohol, empezó como un amedrentamiento, llamó por la radio a los que tienen que hacer el test, empieza a crecer todo”.

En ese momento, Mangini empieza a filmar con el celular la situación por las dudas. Ahí, el oficial les dijo: “No me gustaron para nada sus formas. Llegan a subir el video a las redes y les meto una denuncia a cada uno”. Fue entonces cuando los jóvenes salieron de la comisaría e hicieron la denuncia en el Inadi.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído